A sus 114 años Lorenza Santiago dejo Tuxpan

El viernes 19 de febrero Doña Lorenza siguió su camino en el otro mundo

Tuxpan, Ver.- El año pasado el periódico Noreste tuvo la oportunidad de compartir una plática con Doña Lorenza, la mujer más longeva de Tuxpan, que a pesar de sus  114 años y de escuchar muy a lo lejos, tenía teniendo una voz fuerte y unos hijos al pendiente de ella.

De acuerdo al acta de registro civil, nació en 05 de agosto del año 1900; fue hija de Juan Cruz Chirino y Eleuteria Santiago Blanco, doña Lorenza tuvo 17 hijos de los cuales dos son cuates y sobreviven siete,  tiene 46 nietos, 68 bisnietos y 22 tataranietos, los familiares dejaron la suma del árbol genealógico ahí, pero aseguran ya también tiene tataratataranietos.

Doña Lorenza vivió en una época en que Tuxpan esa muy pobre, una época en que la guerra era la noticia del día, pero su fallecimiento fue anunciado por sus familiares a través de las redes sociales, que tal vez ella nunca conoció.

Recordó en aquella entrevista que concedió al periódico que ella nació en un Tuxpan,  muy frio y muy pobre.  Donde su vida fue muy amarga porque, desde muy chamacas las pusieron a trabajar. Recordó que su familia era muy pobre.

De muy chica comenzó a trabajar  lavando el maíz  en un clima muy frio, a las cuatro de la mañana iniciaban las faenas del hogar. Se casó muy joven antes de los 14, ya tenía un pretendiente, que no era del agrado de su padre.

No se casó enamorada, aquellos tiempos no eran para enamorados. Dijo que eso de novios no se usaba en sus tiempos, que ni siquiera se hablaba con él, “todo lo que el necesitaba de mí, lo que trataba bien, en cartas. Se las mandaba a mi papá, era una vida muy fea porque a él le daba mucho coraje porque yo estaba muy chamaca y ese señor, trataba de buena fe pero ya era un señor grande. Nunca que anduviera que mi  novio, que me traía estos,  traía regalos pero le traía a mi mamá, decía aquí le traigo. Me acuerdo porque luego era una pela que me daba,  que decía yo que tenía que ver yo con ese señor si ese señor grande y porque me andaba pretendiendo a mi si yo estaba chamaca, porque  trataba de querer casarse conmigo y yo como yo estaba muy chamaca, no le parecía verdad.” Recordó con esas palabras como conoció a su marido.

Finalmente dijo que no se casó, que se fue con él sin avisarle a nadie. Sin embargo reconoció que la pobreza la lleno de muina por la amargura en la que se vivía, sufriendo la pobreza desde pequeña.

El aquellos tiempos las personas no se casaban luego.  Pues  acostumbraban que cuando se llevaban a una muchacha  las depositaban en casa de confianza, hasta que cumpliera sus años, las casaban, así era antes,  cuando el noviazgo no existía.

De la juventud actual solo dijo: “Huy Diosito, ahora sí que dé a tiro, ahora las muchachas de ahora no saben hacer nada, son muchachas ya con hijos y no saben hacer nada ¿no es cierto? ¿No estas casada? Si estas joven ni te cases, bueno para eso vino al mundo para saber de mundo. Pero quiero decir que muy jóvenes empieza  uno a sufrir, se ofrecen a tener varios hijos, varios maridos  como ahora se casan con varios.”

Lorenza Santiago fue una mujer que no estudio, eso fue lo que la fregó, dijo en la entrevista. Pero dijo que solo estuvo juntada con el hombre que compartió la vida, pues nunca quiso casarse, y solo con él estuvo. Un hombre que ella cuidaba y que él cuidaba de ella.

Dijo que siempre les daba consejos a sus nietas, a su descendencia “Ah yo les doy buenos consejos. Les digo yo bueno, las que tienen ya su tiempo, hija y pas cuando te vas a casa, ay abuela o bisabuela, porque ya soy bisabuela. Los caprichos no son buenos, pero salen malos de repente, porque uno se encapricha hace lo que uno quiere y de repente le va mal con los maridos, con los esposos, y ahora  los maridos casi todos salen malos”

Doña Lorenza  se sometió a varias operaciones, mientras su hijo precisión cinco, ella recordó que eran diez; en la mano, en los ojos, en la vesícula. Clavos en las piernas y cada vez que iba va al médico le dicen que ya está por cerca del final.

Pero ella devota de la virgen María y de Dios, siguió viviendo cada día, celebró la navidad del 2015 y  viernes 19 de febrero de 2016 a las 11:26 pm, abandono la tierra que la vio nacer, sus restos descansan en Panteón Jardín, donde fue despedida por toda su familia, que llego desde México para darle el último adiós. En varias ocasiones el DIF la reconoció como la tuxpeña más longeva, titulo con el que finalmente se fue.

Más galerias