Cartas a Rubén

Xalapa, Ver. La imagen en que un joven desconocido clama “Justicia para mi amigo” invita a depositar Cartas a Rubén en el buzón instalado en el vestíbulo de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información Xalapa, junto a 29 instantáneas del fotoperiodista asesinado en 2015.

Los ojos de Rubén Espinosa que miran a través de sus característicos lentes oscuros; los 43 desaparecidos de Ayotzinapa; uno de los jóvenes golpeados el 5 de junio del año pasado; una flor amarilla para Regina Martínez; el perro Kosmos y la foto que indignó al gobernador saliente obligan a los espectadores a darse un tiempo y descifrar la certeza de esos mensajes visuales.

El acto comienza y la gente se acerca para escuchar los discursos. José Antonio Hernanz Morales, director de Desarrollo Académico, habla en nombre de la institución anfitriona –la Universidad Veracruzana– y menciona que la exposición se inscribe en el programa de Tendiendo puentes por la paz que ésta organiza desde hace más de un año.

“Hace falta volver a conquistar el espacio público como un espacio de convivencia y de construcción de la paz, pero para eso debemos mantener otra cualidad humana muy importante que es la memoria. La memoria trae forma e imagen y estas imágenes que tenemos ahora son mucho más que palabras, son fragmentos del recuerdo y de la realidad que se nos presentan de manera ruda y desnuda”.

No tienen fichas técnicas ni títulos para que la gente se apropie de ellas. Están colocadas en mamparas blancas y no presentan manipulación alguna. Se han expuesto en Ecuador y Chile. Ciudad de México las expuso de manera itinerante; Xalapa tiene la estafeta que próximamente transferirá a Puebla, Guadalajara y Cuba.

Alejandro Meléndez, del colectivo FotorreporterosMX, da a conocer que la exhibición de las 29 imágenes era un plan que Rubén había trazado con el grupo para que la gente conociera su trabajo. Con su asesinato la directriz cambió y hoy es un homenaje muy difícil de presentar sin el autor original.

“Para FotorreporterosMX es un honor seguir aquí, porque Rubén fue pieza clave para su conformación y visionariamente pedía no solo hacer justicia y encarcelar a Duarte, también pedía una transformación más profunda con los compañeros para que los periodistas no se volvieran los opresores de los periodistas”.

Los compañeros de gremio más cercanos no faltan al acto inaugural. Norma Trujillo lee el mensaje de las hermanas Alma y Patricia Espinosa Becerril, que por razones de trabajo no asistieron.

“Hoy, después de un año de la partida de Rubén, sus compañeros y colegas siguen reflejando la visión de nuestro querido Rubencillo a través de sus fotografías, de esta manera las personas que nos acompañan podrán conocer parte de la realidad que vivió mi hermano y la que intentó reflejar con sus imágenes”.

El acto protocolario termina. Las grabadoras se apagan. Los fotógrafos dejan de tomar imágenes. La gente se va. Cartas a Rubén permanecerá abierta al

público hasta el 26 de agosto esperando textos que se dirijan a Rubén Espinosa. Éstos próximamente serán digitalizados para su difusión en Internet.

Más galerias