La batalla campal de tomates en España

El renombre internacional de La Tomatina, la mayor batalla campal con tomates del mundo, ha traído beneficios al pequeño pueblo donde se celebra, un espejo en el que quieren verse otras singulares fiestas españolas que buscan su popularización.

Lo que comenzó en 1945 como una trifulca en la que varios jóvenes se lanzaron las existencias de un puesto de verduras, se ha convertido en una de los festejos españoles más conocidos a nivel mundial, que convoca los últimos miércoles de agosto a miles de turistas que junto a los lugareños disfrutan de un combate con el tomate como munición.

Este miércoles, 22.000 personas se lanzan 160.000 kilos de tomate, tiñendo de rojo las fachadas de la localidad de Buñol (sureste de España), un pueblo de 10.000 habitantes que dobla su población durante los festejos.

El objetivo es atraer visitantes. “Desde al ayuntamiento tratamos de proyectar esta fiesta como un reclamo turístico”, apunta De los Nietos.

 

AGENCIA AFP

Más galerias