Pinturas hechas sólo con los dedos

Zaria Forman hace increíbles cuadros con un asombroso nivel de detalle que los coloca dentro del fotorealismo, su obra está compuesta de gélidos paisajes, agua y soledad y todos los detalles incluidos el dinamismo del mar o la quietud de un glaciar nacen no de las cerdas de un pincel, sino únicamente de los dedos de la autora que mediante manos y el contacto con el pigmento del pastel le permiten recrear la majestuosidad de sus obras.

 

Más galerias