Realizan ceremonia del palo volador

Papantla, Ver.- Totonacos mostraron nuevamente uno de sus más grandes y significativos rituales, el corte, arrastre y colocación del palo volador, para la escuela de niños voladores en el parque temático Takilhsukut.

La travesía inicio desde las seis de la mañana, cuando los abuelos y maestros Totonacas, se internaron en el monte en la comunidad Guadalupe Victoria, ahí pidieron permiso a los dioses y eligieron uno para cortarlo.

Danzantes y voladores de diversas organizaciones, todos se sumaron para sacar el árbol del monte, caminaron más de cinco kilómetros en medio de un difícil trayecto, hasta que lograron llegar a la salida de la comunidad, donde un camión los esperaba debido a la lejanía con el parque temático.

Una vez estando en las instalaciones del Takilhsukut, lo arrastraron con rieles de madera, jalándolo con un mecate, para levantarlo utilizaron tijeras hechas de tarro y con la fuerza de todos los totonacos.

Previo la colocación del árbol, los danzantes depositaron en el hoyo ofrendas a Kiwichat una gallina viva, tabaco y aguardiente; de acuerdo con los sabios, el ave es para que la diosa se alimente y no apetezca la vida de alguno de los danzantes, el aguardiente para saciar su sed y no tome la sangre de los voladores y los enferme, el tabaco es para combatir el mal viento que pudiera ocasionar un accidente.

Luego de varias horas de arduo trabajo lograron levantar este nuevo palo de volador, mismo que será utilizado por los niños como parte de su preparación para ser futuro volador, cabe destacar que en esta edición no se colocó la manzana no se efectuó el primer vuelo como siempre lo realizan, será el próximo sábado, cuando los maestros culminen este ritual.

Más galerias