Ponte en contacto

Columnistas

Javier Roldán Dávila – El reto de Pepe Yunes

Publicado

en

La insoslayable brevedad  

Por Javier Roldán Dávila  

No hay que confundir el Cuarto Poder con ir al ‘cuarto a joder’ 

Después de un tortuoso proceso, José Yunes Zorrilla, fue elegido como candidato del PRI, para la gubernatura de Veracruz en 2024, si no pasa nada inusual, será el abanderado del Frente opositor, salvo algunas inconformidades, tiene el camino allanado. 

Hasta aquí, todo bien. 

Sin embargo, el principal obstáculo del legislador tricolor, es su inclinación a suponer que, por medio de los comentarios ‘favorables’ en medios, va a ganar las elecciones. 

En 2018, ni Cuitláhuac García, ni mucho menos, Miguel Ángel Yunes Márquez, igualaron en ‘comentarios positivos’ al señalado, pero, a pesar de ello, quedó en un penoso tercer lugar, con la votación más baja que el PRI haya obtenido en la entidad.  

El frágil concepto, que le atribuye ser ‘el caballero de la política’, además de decimonónico, es vulnerable, en realidad: ¿sus biógrafos consideran que don Pepe es un hombre impoluto?  

La trayectoria electoral, del susodicho, es variable, pierde y gana, eso sí, siempre se somete al juico de las urnas, lo cual es de reconocer. 

La suerte está echada, el quiebre estará, en saber sí se auto exorciza el complejo de Peter. 

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Javier Roldán Dávila – ¿Quién metió el autogol en Argentina?

Columnistas

Ángel Álvaro Peña – El clero también pide abrazos y no balazos

Publicado

en

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

Pocas personas creen que el interés de los curas por pacificar el país sea auténtico. Los tiempos electorales y los antecedentes del clero católico en sus relaciones con el crimen organizado arroja más dudas que certezas.

El clero hace política desde el púlpito desde meses atrás, y, por si fuera poco, interviene en situaciones de seguridad, como sucedió recientemente con los obispos de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Ciudad Altamirano, Tlapa, y el arzobispo de Acapulco, con integrantes del crimen organizado para negociar una tregua y frenar la violencia que azota ese estado.

En este mismo sentido, Morelos señala padecer momentos complicados en materia de seguridad. En lo que va de 2024 se acumulan más de 150 homicidios, entre ellos los de un regidor y el ataque a un periodista, ambos en Cuautla. Por cierto, tan sólo este fin de semana se registraron 15 homicidios dolosos, entre ellos los de cinco mujeres en la entidad.

En este panorama la Iglesia Católica, irrumpe en el escenario político, aparentando buena fe, y señalando que los curas lograron una tregua en Guerrero, sin intervención del Gobierno en ninguno de los tres niveles.

Descalifican, por un lado y por el otro, intentan ganar simpatías de la gente, para luego influir en el destino de su voto en plena misa. En este escenario resurge la Unión Nacional Sinarquista, apegada hasta el fanatismo, a la Iglesia Católica desde hace más de 100 años, y participa en marchas por la democracia con consignas denunciando falta de seguridad en el país.

El trato entre curas y narcos no es nuevo, está aún presente en la memoria de los mexicanos la reunión que tuvieron los hermanos Arellano Félix, en 1993, con el entonces Nuncio Apostólico, Girolamo Prigione.

El 11 de enero de 2010, muere el sacerdote Gerardo Montaño, quien fungió como enlace entre los hermanos Arellano Félix y el nuncio apostólico, Girolamo Prigione, se dice que de un coma diabético, a los 58 años.

El entonces Procurador General de la República, Jorge Carpizo McGregor, reclamó al clérigo no haberle llamado para detenerlos, pero el representante del Papa en México, adujo secreto de confesión.

El obispo Salvador Rangel Mendoza ha señalado que, desde el 1 de diciembre de 2018, Guerrero está en manos de los cárteles de la droga, admite que ha sostenido reuniones con las bandas de la delincuencia organizada ya que le piden su intervención para lograr pactos, que cuando se rompen, es cuando se desata la espiral de violencia en el estado.

Es historia también el hecho de que, en una iglesia de Pachuca, en el estado de Hidalgo, se dio un donativo de Heriberto Lazcano, quien fuera líder de Los Zetas, el grupo armado del cártel del Golfo, de acuerdo a lo publicado a la BBC Mundo.

El 21 de junio de 2020, fueron asesinados dos sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, dentro de un templo de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua. Algunos los ven como santos, otros como parte el conflicto de inseguridad en la zona.

Hay poblaciones lejanas donde la relación entre los sacerdotes y los miembros del crimen organizado es cotidiana, no es sólo una escena de películas; sin embargo, ahora la Diócesis de Cuernavaca abrió la puerta para que, “en caso de ser necesario”, la Iglesia busque un acuerdo entre grupos criminales, como ocurrió en Guerrero, para detener la “violencia extrema” que se vive en la entidad; por su parte, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, aseguró que negociar con el narco sería “un error gravísimo”.

El vicario general de la Diócesis de Cuernavaca, Tomás Toral Nájera, aseguró que “en caso de ser necesario, la Iglesia podría recurrir a buscar una tregua con grupos criminales en Morelos, como ocurrió en Guerrero”. A tres meses de las elecciones el clero católico se adueña de un lugar en el espacio de los medios pero en la sección política, no en el espacio dedicado a la seguridad. Esto debe interpretarse dentro del marco histórico pero también dentro del estricto marco de la ley.

PEGA Y CORRE.- Luego de haber adoptado dos candidaturas muy polémicas al Senado, Movimiento Ciudadano, parece resquebrajarse. Patricia Mercado, quien era la encargada de llevar la campaña de Jorge Álvarez Maynez, a la Presidencia de la República, renuncia a este encargo, dejando sólo al joven e inexperto abanderado emecista…Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Ángel Álvaro Peña – Acoso abuso o igualdad

Continua Leyendo

Columnistas

Gilberto Haaz Diez – La muerte de Urzúa

Publicado

en

columnista invitado

Carlos Manuel Urzúa Macías murió repentinamente, a sus 68 años. A veces la muerte anuncia su llegada y a veces no. Si la muerte pisa mi huerto, quién firmará que he muerto de muerte natural, diría el poeta. La muerte llega como relámpago. Fulminante. Murió una gente que reñía con el presidente AMLO, después de haber sido un fiel colaborador de años como el primer secretario de Hacienda y, cuando llegaron al poder, vio que el camino se torcía para otro lado, como hicieron varios, Lily Téllez y Germán Martínez, entre otros, y se fueron por otra vereda, una veredita alegre, con luz de luna o de sol. Una mañana antes de morir, Urzúa escribió una férrea crítica al presidente, por contagiarse del petróleo y olvidar el agua, como si los humanos bebiéramos petróleo. Había denunciado el desvío de 600 mil becas de viejitos del programa Bienestar, ya fallecidos. Otro día antes marchó como millones de mexicanos y un día después murió de un infarto fulminante en su casa, asegura la familia. Pero en el entorno de las redes sociales se habló de un crimen, como el que ocurrió con el disidente ruso que Putin mandó a la muerte. Ya saben ustedes cómo es Putin con sus enemigos. O los envenena o les inventa infartos o muertes misteriosas. Cuenta la familia y trascendía ayer mismo, que resbaló de unas escaleras y que, con probabilidad, allí le vino el infarto. De cualquier manera, el presidente un día después lamentó su muerte y criticó a quienes sospechaban de su fallecimiento. Era una gente de primera, dicen quienes lo conocían y habían tratado. David Páramo de Imagen en Ciro Gómez Leyva lo llenó de elogios. Lo que es un hecho es que Xóchitl Gálvez pierde a un gran economista, a una gente seria que, cuando vio que el rumbo de AMLO tomaba otro camino, él se fue y se marchó y a su barco le llamó libertad. Descanse en paz.

EL GAZAPO

Un Gazapo, según la Academia de la Lengua española, es a veces un error involuntario. Equivocación por descuido o inadvertencia, aunque sea sin dolo: error, fallo, desacierto, equivocación, omisión, falta, errata, gazapo, desliz, descuido, apendejamiento, diría yo mero. Eso me ocurrió apenas cuando confundí que Adolfo Ruiz Cortines jugaba ajedrez y no permitían que le ahorcaran la mula de seises. Lógico, el juego era el dominó. Como se fue a los diarios, allí nadie puede reclamarte, pero en las redes sociales varios de ellos me hicieron la aclaración. Mi mente debió haber andado por las nubes, o esas mañanas en que te levantas y no das una. Pero, aproveché y me fui a la historia para rememorar una anécdota del viejo zorro de la política, Adolfo Ruiz Cortines, que solía jugar en Veracruz con sus cuates el dominó. Cuenta Humberto Romero, su biógrafo

La parte muy humana

Dice que a Ruiz Cortines no le gustaba salir del país, pero que se vio obligado a reunirse con el presidente Eisenhower para inaugurar la Presa Internacional Falcón, localizada entre Tamaulipas y Texas.

“¿Cómo le fue con el héroe de la Segunda Guerra Mundial?”, le preguntó Humberto. Don Adolfo miró a los ojos a su secretario de Prensa y con esa “serenidad y filosofía patriótica” que lo caracterizaba le contestó: “Al presidente de Estados Unidos hay que hablarle de pie. Nunca de rodillas, porque no alcanza a escuchar”.

Se cuenta que, cuando era secretario de Gobernación y ya se acercaba la sucesión de Miguel Alemán, solía simular mayor vejez a sus 62 años, y alguna enfermedad, desde luego sin mencionarla. Cierta ocasión recibió a unos paisanos veracruzanos. Se había maquillado con una palidez enfermiza. Los recibió sentado y se disculpó por no pararse simulando la dolencia de su espalda. Les dijo que la política era para jóvenes sanos no para viejos enfermos. Que, por eso, ya ansiaba que terminara el sexenio y que, en el futuro, le pediría a Fernando Casas Alemán que lo nombrara en la aduana marítima de Veracruz, porque el clima porteño lo beneficiaba y que estaría tranquilo con un salario fijo y seguro.

Los jarochos, al oír esto, se despidieron presurosos y corrieron hacia el Zócalo para inclinar sus espaldas ante Casas Alemán. Al llegar a la Regencia los recibió el secretario particular, José Cándano, con un rostro de profunda tristeza. Les preguntó qué hacían allí perdiendo el tiempo. Que “el bueno” era Ruiz Cortines y que esa misma mañana se haría oficial. Los lambiscones se maldijeron a sí mismos. Tuvieron el boleto premiado en las manos y lo tiraron al caño. Alguno recordó que, por pendejos, no repararon en que Ruiz Cortines ya tenía su escritorio limpio y vacío.

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Gilberto Haaz Diez – El Wincklerazo

Continua Leyendo

Columnistas

Héctor Parra Rodríguez – Se acumulan los problemas penales y políticos al Presidente

Publicado

en

columnista invitado

TRAS LA VERDAD

AMLO debiera hacerse una limpia para que los malos espíritus lo dejen de molestar.

Los últimos meses del mandato de López Obrador, son y seguirán siendo un verdadero calvario. El hombre que se dedica a denostar a todos, esta vez él ha sido el denostado.

Desde el extranjero lo persiguen los problemas. Las acusaciones de haber recibido cantidades millonarias en dólares del cartel de Sinaloa, no lo dejan dormir. Se molesta, pero no denuncia al reportero que desveló la información.

Lugo vendrían otros datos, más detalles de la entrega de dinero, la periodista Anabel Hernández, brinda datos de sus entrevistas con aquellos que dieron dinero a la campaña de 2006 de López Obrador. Y afirma tener más información.

Luego, reporteros de Latinus, Loret de Mola entre ellos, confirman y entrevistan a uno de los delincuentes (con pasamontañas) quien dio datos precisos de las personas que dieron grandes cantidades de dinero para la campaña de AMLO. Luego secunda la misma información una periodista mexicana, Anabel Hernández García, la que también proporciona datos de los dineros recibidos por gente del entonces candidato para su campaña; millones de dólares del narco mezclados en política morenista. A Mario Delgado, dirigente de Morena, también relacionado con la delincuencia organizada, el huachicol para financiar campañas

Nunca ha sido creíble la versión de AMLO cuando afirmó que vive con 200 pesos en la cartera; no sabe usar cuentas de cheques y no tiene cuentas en Bancos ni usa tarjetas de crédito. Entonces ¿De dónde tanto dinero para sus larguísimas giras en todo el territorio nacional y el extranjero? Nada concuerda con las mentiras del presidente.

Legisladores norteamericanos piden al gobierno de Joe Biden, intervenir directamente en México para combatir a los carteles que amenazan la seguridad de aquel país, por el trafico de estupefacientes y la tolerancia del gobierno de López Obrador, conocido, dicen, como AMLO.

Luego se molesta López por el éxito del #Hashtag de 170 millones de repeticiones con la leyenda #NarcoPresidenteAMLO. No era para menos, no me refiero a la molestia del mandatario; no, a la respuesta de millones de mexicanas y mexicanos que identifican y relacionan a López, no solo por la información dada a conocer desde el extranjero, también por su permisivo gobierno con la delincuencia de todo tipo.

El presidente no ha podido dormir; ni sus pastillas de diazepam le hacen conciliar el sueño.

Luego se le vino encima la marea rosa y blanca. Miles y miles de mexicanas y mexicanos en toda la extensión territorial de la República Mexicana se manifestaron en contra de los ataques al sistema democrático que nos garantiza libertades. AMLO se volvió a irritar, se exasperó, se enfureció, se alteró ante la avalancha ciudadana que lo increpó a las afueras de sus ilegales aposentos, dado que había asegurado que ni en los Pinos viviría, que él continuaría habitando en su domicilio. No lo hizo, tomó sus cachivaches y se fue a vivir a Palacio Nacional. Miles le gritaron la frase del hashtag. El repudio de la sociedad hastiada de por sus constantes abusos.

Para el pasado martes 20, el presidente volvió a exasperarse por la cobertura que dieron los medios de comunicación a las concentraciones en más de 100 ciudades. Explotó en su mañanera. Total, con tantos corajes un día de estos se enferma más de lo que ya está ¡Sus mañaneras ya no llaman la atención!

El presidente hubiera querido que no se informara de las concentraciones en su contra, que todo quedara en silencio sobre el enorme molestar ciudadano por sus arteros ataques a las personas e instituciones y los abusos que aún están por venir. AMLO no se imaginó lo que le esperaba, consecuencia de su autoritarismo. El presidente sabe que no puede hacer concentración alguna de acarreados, existe veda electoral.

El colmo de los colmos. Los medios de comunicación no le dieron la importancia que hubiese querido López al registro de su “corcholata”. Otro poco y pasa desapercibido. Ese acto sí que fue ignorado por los medios, dada la importancia que dieron y tuvieron las concentraciones ciudadanas en defensa de la democracia que pretende destruir el presidente López.

La “corcholata” pidió que su registro fuese en la explanada del INE para poder llenarla con sus tradicionales acarreados; ni eso pudieron cumplir; todos se habían ido a la concentración del Zócalo. Más molestias para AMLO que se traducen en seris problemas electorales de su candidata.

Luego, el partido que le sirve de esquirol, aparte del PT y Morena, compró serios problemas después de la borrachera del gobernador de Nuevo León y el aspirante a la Presidencia, Jorge Álvarez Máynez. Se les fue Patricia Mercado, la vocera de MC, dado el desorden que trae Dante Delgado, dirigente nacional y sus huestes. Cada vez se hunden más. No podrán dividir el voto de la oposición, falló la estrategia electoral de AMLO.

Más dilemas sin solución para el presidente que ha logrado romper el récord con su hashtag #NarcoPresidenteAMLO. Los problemas se le acumulan, entra en franca desesperación.

Por Héctor Parra Rodríguez

Esta es opinión personal del columnista

También te puede interesar ver: Héctor Parra Rodríguez – La marea rosa y blanca acapara la atención de las y los mexicanos

Continua Leyendo

Más vistas

Noreste.net es un medio del Grupo Noreste. Los contenidos escritos y gráficos que se muestran en el portal, son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente reflejan el punto de vista de Grupo Noreste. Noreste.net se reserva el derecho de hacer modificaciones en su sitio en cualquier momento y sin previo aviso, al igual que retirar en cualquier momento, contenidos previamente publicados si así conviniere a la empresa.