1 mes vale por 3

2 enero 2017 || 21:50 ||
Compartir en redes

Del Cajón del Director

POR JULIO FENTANES

1 mes vale por 3

Ya se acabó el primer mes del gobierno de Miguel Yunes Linares, y empieza por cierto 2017 con malos augurios políticos, económicos y violentos.
No hay que ser brujo o de los que se asumen videntes y suelen “predecir” los eventos importantes del año que inicia, para advertir que las cosas no vienen bien.
Claro que dependerá de cada uno darle sentido y dirección a su camino, alcanzar las metas y cumplir los sueños.
Sin embargo, en las cosas terrenales, el gasolinazo es un tema muy grave, que termina de debilitar a todos los gobiernos, no sólo al de Peña Nieto.
Daña a todos los gobernantes estatales y municipales, del color que sean y del partido que representen es lo de menos, al final son gobierno y pertenecen a la alta burocracia, a la que el vulgo culpa de sus males.
En Veracruz cada mes que pasa equivale a tres para Yunes Linares, si lo vemos en una carrera contra el tiempo para dar resultados en un gobierno de dos años, que desde luego dura escasos 18 meses reales.
Y al momento no hay resultados tangibles a la vista.

Hay tres elementos que nos permiten asegurarlo:

1.-
Hay una crisis galopante que no se ve en el horizonte cómo poder sacarla adelante.
Uno pensaría que para estas alturas, ya deberíamos tener compromisos de inversión de grandes marcas, de enormes empresas, de millonarios e inversionistas famosos, que reactiven los empleos y alivien el tema financiero.
Pero resulta que hasta el día de hoy, no he leído, escuchado o visto un anuncio de cuáles proyectos económicos tenemos en puerta, no hay.
¿Por qué?
¿No interesa venir a invertir aquí?
¿No que Veracruz es un lugar apetecible para inversionistas?
Pero invertir realmente, no que sea como en el pasado, que los mismos cómplices del saqueo lavan el dinero que se roban en comercios que no generan empleos, sino sólo dinero fiscal lavado.
El gobernador dijo hace meses que estaban en pláticas con empresarios importantes para invertir y arriesgar aquí.
¿Ya amarró algo? ¿Promesas de campaña?
Veracruz no es más violento o inseguro que la Ciudad de México o el Estado de México, o Nuevo León o Jalisco, y allá semana a semana se anuncian inversiones importantes.

2.-
Diciembre cerró violentamente, hubo muchos asaltos, y robos millonarios, hubo más de 114 ejecutados en la entidad, según reporte periodístico, porque es un hecho que hay más que no salen en los medios.
¿La violencia y la inseguridad inhiben las inversiones?
La inseguridad es parte de la vida cotidiana del estado, robos, asaltos, etc, etc, etc.
No se ve cómo pueden parar.
Winckler ya fue ungido como Fiscal General del Estado de Veracruz, pese a no contar con los elementos que marca la ley, y pese a que los diputados panistas sobre todo, alardeaban que no serían una oficina de trámites como acusaban a los anteriores legisladores que estaban a las órdenes del gobernador en turno.
Parece que estos están peor, no es un adjetivo calificativo es una observación de lo que está a la vista.
Hay diputados delincuentes y los solapan todos, se tiran la bolita de que corresponde a la Fiscalía generar las acusaciones.
¿Pues de qué se trata?
Eran muy buenos para hablar, criticar, vociferar, crucificar a todos los políticos delincuentes del período del prófugo Javier Duarte, y hoy que están en posición de aplicar la ley, cierran los ojos. Simplemente en el Congreso hay delincuentes disfrazados de diputados y los cobijan.
Ya no se escuchan los mismos señalamientos virulentos como cuando no eran nadie, y aspiraban a tener el poder.
¿O no?
¿Esa es la línea?
Los mismos legisladores panistas no saben qué hacer, frente a las imposiciones que llegaron desde el primer día.
Lo primero que criticaron los diputados de esta legislatura fue la inseguridad y la corrupción, y a 60 días de estar en el Congreso, esto no ha cambiado y es de pena ajena.

3.-
Hay una crisis política en el gabinete estatal y en las cúpulas partidistas. PAN, PRD, PRI y ahora Morena que quiere figurar, por citar a los que se dicen grandes.
El tricolor parece que no existe, que se quedó sin rumbo y siguen siendo los mismos veteranos de siempre, lo que se quedaron con los mendrugos y aunque es pura pedacería no la comparten.
En Morena, la carrera es para saber quienes serán los candidatos que por rifa salgan premiados, como están las cosas tienen muchas oportunidad de ganar, aunque no sepan gobernar ni tengan idea de nada.
Hay un divorcio entre PRD y PAN, que como en los buenos matrimonios de la burguesía, se disimula bien, mientras a la señora no le falten lujos y dinero en las manos, el marido tienen todas las amantes que le permita su virilidad tener, en la cama no se encuentran el marido y la mujer, pero en los eventos públicos van de la mano y se hacen mimos, para fingir que son el matrimonio perfecto, salen en las revistas de sociales y los domingos toda la familia de manera ejemplar van al restaurante de moda para ser vistos por otros iguales a ellos.
Así parece que se vive el amasiato entre panistas y perredistas.
Y aunque no lo quieran decir o tengan miedo a decirlo, están a un tris, de que el hilo se rompa por lo más delgado.
Esta crisis política se refleja en todo el gabinete, en todos los secretarios.
Oficialmente no hay una política de comunicación institucional que refleje el trabajo que hacen en cada dependencia.
No sabemos qué hacen en las diferentes secretarías sus titulares.
Ya pasó el primer mes, y tibiamente algunos secretarios como el de SIOP, Julen Rementería, o el de SEDARPA, Joaquín Guzmán, publican algunos boletines en cuentas no oficiales para que no los vayan a regañar, pero como necesitan dar a conocer el trabajo que hacen, pues buscaron la manera de hacerlo.
¿Y los demás cómo encontraron su Secretaría?
¿Cuáles son sus proyectos para dos años?

En resumen

Cada mes vale por tres para el gobierno de Yunes Linares, la campaña ya se acabó hay que gobernar y cumplir, los propios panistas piden alto al discurso de siempre y poner manos a la obra.
Mientras no se arreglen los temas políticos y acabe la simulación entre panistas y perredistas; mientras los diferentes secretarios no nos sorprendan con proyectos importantes; mientras no lleguen inversionistas a levantar la alicaída economía estatal; y mientras no se garantice la seguridad a los veracruzanos, no en el discurso ni en reuniones de mandos policiacos y políticos, sino en la calle, en el veracruzano de a pie, no veremos resultados. Ya empezó enero.

Bueno… está bien¡¡¡¡
No seremos los veracruzanos tan exigentes, pero por lo menos, que ya metan a la cárcel a algún funcionario ratero que tanto exhibieron los organigramas que se difundían en la campaña electoral. Hay muchos. Ya impusieron a Winckler, que además de cuidar la carrera política de los Yunes Jr, esperamos que se ponga a trabajar en la procuración de justicia.

Si el gabinete no trabaja, al que exhiben es a su jefe, al que los invitó a trabajar.

¿O no?