Fotógrafa carga a su hijo durante sus coberturas

Sale a trabajar todos los días con su pequeño sobre la espalda en los últimos años. Así asiste a las conferencias, entrevistas donde toma fotos y escribe notas periodísticas

Foto: web
18 septiembre 2016 || 11:19 || Agencias
Compartir en redes

Cuautla.- Rosa Eugenia Linares Morán es obstinada como reportera fotógrafa desde el 2001 y una madre soltera que busca ofrecerle una buena vida a su último hijo. Nada la frena.

Rosa Eugenia, de 45 años, es una gráfica empírica que vive en Cuautla, Morelos, México. Y muchos la han visto salir a trabajar todos los días con su pequeño sobre la espalda en los últimos años. Así asistió a las conferencias, entrevistas o eventos donde toma fotos y escribe notas periodísticas.

Lo da todo de sí misma porque Jesús Daniel, de tres años siete meses, tiene parálisis cerebral, epilepsia, y la necesita más que a nada en el mundo. El caso fue reportado por el periódico 24 Horas en mayo.

Rosa Eugenia tiene secundaria completa. Lo que no tiene son familiares que le ayuden, en ninguna guardería aceptan al pequeño y no tenía dinero para pagar una enfermera. Ganaba 1 700 pesos (US$87.9) a la quincena, que dos amigos le pagaban de su sueldo para que les ayude con trabajo periodístico, pero no le alcanzaba. No obstante, es lo básico que tenía para mantenerse.

Foto: web
Foto: web

En los últimos tres años ha sido víctima de injusticia laboral, ha sufrido violaciones a sus derechos como familiar de un paciente enfermo y ha sido víctima de discriminación, las autoridades no le dan inclusión y en el DIF de Cuautla, donde trabajó en la administración anterior, padeció violencia laboral (la obligaron a renunciar por las ausencias reportadas debido a los permisos que tomaba para llevar a su hijo a las terapias físicas), de acuerdo con el diario 24 Horas, en una nota publicada en mayo pasado.

“Es complicado, sobre todo cuando de repente los compañeros o los mismos funcionarios no tienen la sensibilidad y cuando son extensas las reuniones, de más de una hora, pues mi hijo se fastidia, empieza a hacer ruido y me piden que me salga, entonces me siento rechazada. Es difícil, pero lo he solucionado, espero afuera a que termine el evento y luego entrevisto a los funcionarios y les pido las conclusiones”, señaló sobre su situación a Morelos Habla.

Foto: web
Foto: web

Jesús recibe atención médica constante, tanto en el Hospital del Niño y Adolescente Morelense como en el Centro de Rehabilitación Integral en Cuautla. La Yuyis, como le dicen, también cuenta con Seguro Popular, para que un médico general atienda a su hijo de requerirlo. Rosa Eugenia se considera afortunada, pues —indicó— su pequeño jamás ha sufrido un crisis epiléptica cuando está en la calle trabajando: “Gracias a Dios me tocan las crisis en la casa, después de comer o cuando está dormido en la madrugada”.

ATENCIÓN AL CASO

El 5 de mayo de este año Rosa Eugenia recibió una llamada de parte del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, pidiéndole que se incorporara a Comunicación Social del Gobierno de Estado, informó Debate. Ocurrió después del inicio de una campaña enChange.org en busca de ayuda.

Ahora Rosa cubre la zona Oriente de Morelos, y aguarda los seis meses para regularizarse en nómina, que sería en octubre próximo.

Sigue cargando a Jesús Daniel, y entre sus metas  está conseguir una cita en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía de la Ciudad de México.