15 de septiembre: nada que celebrar

13 septiembre 2016
23:05 hrs

Tomás Mundo

¡¡¡¡Que tan lejos ha quedado la construcción de la grandeza mexicana!!!!
Cuánta razón tuvo el maestro Federico Ortiz Quesada, cuando en uno de sus libros afirmó: “México es un gran país preñado de malos gobernantes”.
La grandeza de la nación mexicana está inacabada; pero hoy, no se ve para donde jalar.
México vive su peor momento de crisis histórica, hay una carencia absoluta de liderazgo, desde el presidente del país, hasta los gobernadores, empezando por nuestro estado.
Veracruz, vive una época de crisis inimaginable; en todos los sentidos, se han gastado chorros de tinta y papel en describirla que no abundaré mas.
Qué tan lejos ha quedado el orgullo y admiración que como mexicano sentimos por esos héroes que nos dieron la libertad; y a partir de ahí se empezó a construir la grandeza de México.
Hoy, muchos nos avergonzamos de los líderes que tenemos; hoy esos líderes que México tiene, son despreciables, sin calidad moral, sin liderazgo; extraviados del mundo, ignorantes e insensibles de las necesidades de su pueblo.
Hace unos días estuve en San Diego, California, platicaba con colegas abogados de más de 10 países: me sentí orgulloso de ser mexicano; pero avergonzado del presidente y gobernador del estado que tenemos: corruptos, antidemocráticos; México vive, en el siglo XXI, les dije, una barbarie.
Este 15 de septiembre no tenemos nada que celebrar, cuando menos con sus gobernantes.
En Veracruz, solo un dato aterrador: solo de enero a agosto de este año van 756 ejecutados –veáse Newsweek de este mes-, con total indiferencia del gobernador; se imaginan los hogares enlutados con estos ejecutados; se imagina esos hogares donde sus hijas han desaparecido, y el gobierno del estado no ha hecho nada al respecto, bueno si ha hecho, encubrir esas desapariciones, y en el menor de los casos, criminalizar a las desaparecidas.
Ahora imagínense cuántos hogares hay disfuncionales porque este gobierno mantiene en prisión a muchos chivos expiatorios; muchos inocentes; imaginen por un momento ese abuso excesivo de las autoridades que juraron cumplir la constitución federal y todas las leyes que de ella emanen, solo letra muerta es este discurso.
Imagine que nos puede pasar a cualquiera.
Ahora piensen por un momento, en los jubilados y pensionados que les han robado sus pensiones, que sus dineros están en las cuentas de algunos funcionarios públicos; piensen ahora en el peor delito que se puede cometer: la salud, se han robado todo el dinero para la compra de medicamentos y atención hospitalaria de todos los veracruzanos, no solo de los pobres, no, de todos los veracruzanos.
Y los diputados, muchos de ellos, son cómplices, al ser comparsa de esta crisis; y el presidente del tribunal superior de justicia, que ha sido títere y mero espectador para que la justicia veracruzana viva la peor de la crisis de la justicia.
Y la lista es larga:
Con estos datos enunciativos, hay mas, tenemos algo que celebrar?
Celebren en sus casas, no salgan a hacer comparsa del gobierno del estado, o municipal, simplemente no vayan; creo que será la mejor manera de reprobar la forma de gobernar. Será la mejor de manera de decirles BASTA.
Qué tan lejos quedó el pensamiento de Ricardo López Méndez, plasmado en su poesía.
“México Creo en ti”
“México Creo en ti,
como el vértice de un juramento.
Tu hueles a tragedia, tierra mía,
Y sin embargo, ríes demasiado,
A caso porque sabes que la risa
Es la envoltura de un dolor callado”