1,8 millones de personas no tienen agua

Naciones Unidas expresó ayer su profunda preocupación por la situación de 1,8 millones de personas en la ciudad de Alepo y alrededores, que llevan sin suministro de agua desde el pasado 14 de enero

Foto: web
7 febrero 2017
10:39 hrs
EFE

Alepo.- “La ONU sigue respondiendo a la crisis de agua dando combustible para operar 100 pozos y está apoyando el transporte con camiones de agua, alcanzando casi a un millón de personas necesitadas”, dijo el portavoz Stéphane Dujarric.

La ciudad de Alepo, retomada completamente por el régimen sirio, y varias zonas rurales de la provincia del mismo nombre llevan varias semanas sin poder acceder a su principal fuente de suministro de agua, situada en una zona bajo control de los terroristas del Estado Islámico, EI.

Mientras tanto, Dujarric explicó que la ONU está trabajando también con el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja siria para llevar alimentos y otra ayuda de emergencia a zonas rurales de la provincia de Homs.

Un convoy entregó asistencia el domingo a unas 84.000 personas en la localidad de Talbiseh, una zona en la que no entraban suministros de este tipo desde el pasado septiembre.

El portavoz reiteró los llamamientos a todas las partes del conflicto a facilitar la entrega de ayuda humanitaria a los 4,7 millones de personas que viven en zonas de difícil acceso, incluidos unos 643.800 que se encuentran en áreas bajo asedio.

Al menos 301.781 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011, según el recuento del Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG destacó además que el conflicto ha dejado millones de desplazados.