2017 será un año difícil: Enrique Peña Nieto

Esto tras la caída de los ingresos del gobierno, provocada principalmente por el desplome de los precios del petróleo

Foto: Web.
21 octubre 2016 || 8:32 || El Universal
Compartir en redes

Morelia, Mich.- El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que ante la caída de los ingresos del gobierno, provocada principalmente por el desplome de los precios del petróleo, México enfrentará en 2017 “un año difícil” en cuanto a gasto público.

De gira por esta entidad, destacó que los gobiernos siempre enfrentan el desafío de no contar con recursos económicos suficientes para atender todas las demandas sociales. “Estamos previendo para el próximo año un ajuste y un recorte en el gasto que el gobierno debe hacer al tener menores ingresos”, dijo.

Indicó que algunas personas suponen que en los gobiernos “tuviéramos casi un barril sin fondo, una bolsa de la que puede salir todo el dinero que sea necesario. Pero no es así. Déjenme, primero, decir que los recursos públicos vienen del pueblo”.

Tras inaugurar la autopista Cuitzeo-Pátzcuaro y el Megalibramiento Morelia —que suman una inversión de 4 mil 300 millones de pesos—, agregó que es a partir de los impuestos que se genera la bolsa de recursos que administran los gobiernos.

Peña Nieto dijo que ante ello, los gobiernos deben actuar con responsabilidad y buscar que sean establecidos nuevos paradigmas en materia de transparencia y combate a la corrupción, pero que los recursos a veces resultan insuficientes; de ahí la necesidad de definir prioridades.

“Vamos a tener el próximo año, y eso lo sabemos todos, un año difícil en términos de gasto público. Y lo quiero señalar, hay una razón central, porque los ingresos de los que dependían y todavía dependen en forma importante los gobiernos, que son los petroleros, han caído”, argumentó.

Indicó que el escenario que enfrentará el país en 2017 ha llevado al gobierno a construir un mecanismo de protección a la estabilidad porque “lo más sano es cuidar la estabilidad”.

Explicó que a diferencia de lo que las nuevas generaciones no vieron, las crisis económicas de los 70 y 80, con inflación promedio de 200%, hoy se ha actuado con responsabilidad en el manejo hacendario y se cuenta con un Banco Central Autónomo que dicta la política monetaria que el gobierno asume y respeta para preservar la estabilidad económica de las familias.

“Este es el gran desafío. Hoy estamos cuidando este escenario mundial que no es privativo de México, pues todas las economías del mundo viven una desaceleración; eso nos lleva a actuar con responsabilidad. Por eso estamos previendo para el próximo año un ajuste y un recorte en el gasto que el gobierno deba hacer al tener, también, menores ingresos”, declaró.

Refrenda compromiso. Tras escuchar una exposición del gobernador Silvano Aureoles sobre los desafíos que enfrenta Michoacán en materias financiera, de seguridad y para implementar la reforma educativa, el Presidente dijo que el gobierno federal reforzará su respaldo al estado, tanto con la presencia de la Policía Federal como con efectivos del Ejército.

Sobre la reforma educativa, dijo que no se debe seguir viviendo en dos Méxicos: uno de progreso y otro de rezago. “La clave para progresar es impulsar la educación”, expuso.