7 policías federales son arrollados en manifestación, en Rosario

Civiles inconformes con el alza del costo de la gasolina y elementos de la Policía Federal se enfrentaron a piedras y golpes, lo que dejó un saldo de al menos 40 detenidos

Foto Web
8 enero 2017
8:52 hrs
Animal Político

Tras cinco días de bloqueo en las instalaciones de Pemex en Playas de Rosarito, Baja California, civiles inconformes con el alza del costo de la gasolina y elementos de la Policía Federal se enfrentaron a piedras, insultos y golpes, lo que dejó un saldo de al menos 40 detenidos y quince heridos, entre ellos 7 policías —2 de ellos de gravedad—, luego de ser atropellados por un automovilista que se dio a la fuga.

Desde el primero de enero se registraron manifestaciones en distintos puntos de Baja California, ante el descontento popular por el alza a los precios de la gasolina.

Durante los primeros días los ciudadanos y las autoridades se limitaban a intercambiar gritos e insultos.

A partir del tres de enero, las protestas subieron de tono: cuando grupos de ciudadanos comenzaron a bloquear la Carretera Transpeninsular, la principal vía de comunicación terrestre de la Entidad, a la altura de Rosarito.

Al mismo tiempo bloquearon la calle que conduce las instalaciones de Pemex en ese municipio, donde se almacena y abastece la mayoría de la gasolina de la zona costa del estado. El objetivo era impedir la salida de las pipas y provocar desabasto de combustible.

La mañana de este sábado 7 de enero, después de cinco días de obstaculizar la distribución de combustible y provocar desabasto en casi 90% de las estaciones gasolineras, elementos de la Policía Federal, apoyados por policías estatales y del municipio de Rosarito, comenzaron a dispersar a los manifestantes y a remolcar los vehículos particulares que impedían el tránsito.

La tensión escaló aproximadamente a las 10:00 horas, tras el intercambio de insultos entre policías y civiles, que derivó en la detención de una decena de manifestantes, la mitad de ellos adultos mayores.

La violencia se desató cuando un grupo de jóvenes encapuchados lanzaron piedras a los elementos policiales, los cuales embistieron a la multitud, hiriendo y llevándose detenidos a más de treinta civiles.

Los enfrentamientos se llevaron a cabo a un costado de una concurrida plaza comercial, donde se habían reunido alrededor de 200 civiles y 300 policías, más de la mitad portaba equipo antimotines.

La primera oleada de detenciones fue rápida y contundente. En menos de veinte minutos los agentes lanzaron gas lacrimógeno y avanzaron sobre los ciudadanos. Momentos después formaron una valla de granaderos para impedir la reagrupación de los manifestantes.

Link de la nota: http://www.animalpolitico.com/2017/01/policias-federales-protestas-rosarito/