Advierten a latinos del riesgo de votar por Trump

En México existen casos de mandatarios estatales que han llevado a la ruina a sus estado, tal es el caso en Veracruz

Foto: Especial.
3 octubre 2016
13:00 hrs
Redacción Noreste

La comunidad latina que habita en los Estados Unidos debe ser cautelosa y meditar antes de sufragar en la elección para presidente de aquel país el próximo noviembre.

El panorama contemplaría la posibilidad de que el republicano Donald Trump llegara a ser el inquilino de la Casa Blanca, opción que no es bien vista por una buena parte de la población norteamericana.

Durante el fin de semana, diversos periódicos de la Unión Americana expresaron abiertamente su rechazo en contra de Trump, algo que no había ocurrido en muchos años en aquel país.

“Este periódico no apoyó a un demócrata para presidente en sus 148 años de historia. Pero apoyamos a Clinton. Ella es la opción más segura para EEUU y el mundo, para demócratas y republicanos por igual”, aseguró The San Diego Union-Tribune en su nota editorial publicada a favor de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Pero las contundentes palabras del medio de comunicación no terminaron con la propuesta, y compararon al republicano Donald Trump con exponentes del populismo en América Latina.

El San Diego Union-Tribune afirmó que los “malos líderes pueden derribar naciones”, esto al referirse al magnate republicano.

En México sucede algo similar con algunos líderes, afortunadamente no son los encargados de guiar al país, como ejemplo tenemos los casos de Javier Duarte de Ochoa, gobernador de Veracruz y Guillermo Padrés Elías, exgobernador de Sonora.

En el caso de Duarte, Veracruz presenta una grave situación de inseguridad y delincuencia, producto de la nula oferta de trabajo a lo largo de la entidad. La economía del estado está quebrada y las finanzas completamente colapsadas. Apenas hace unos días la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI suspendió los derechos del Gobernador de Veracruz y seis funcionarios y ex funcionarios de su Gobierno como militantes de ese partido por afectar gravemente la imagen del mismo.

Duarte de Ochoa ha recibido denuncias en su contra por violaciones estatutarias y acusaciones de presuntos actos de corrupción, por la contratación de empresas fantasmas, enriquecimiento inmobiliario y por miles de millones de pesos de observaciones de la Auditoría Superior de la Federación que no han sido solventadas y que derivaron ya en denuncias penales.

Por otro lado, el exmandtario de Sonora Guillermo Padrés, está siendo investigado por supuesto enriquecimiento ilícito y desvío de recursos. Se le imputan operaciones por 8.8 millones de dólares con recursos de procedencia ilícita, que habrían sido obtenidos mediante sobornos.

La Procuraduría General de la República pidió orden de captura contra el sonorense.