Alcalde de Nogales abandona a comunidades pobres; invierte en obras de relumbrón

Foto: Noreste.
27 enero 2017
10:25 hrs
Emilio González

Orizaba, Ver.- El alcalde de Nogales, Antonio Bonilla, abandonó las poblaciones de alta marginación de la zona rural, e invirtió en obras de relumbrón para la cabecera municipal. Con una inversión de 450 mil pesos construye modernas banquetas, instala jardineras, mientras la avenida principal luce llena de baches con son una trampa mortal para conductores de autobuses y autos particulares.

Bajo el argumento de que se encuentran muy alejadas, el presidente municipal destinó el 90 por ciento del presupuesto 18 millones de pesos en parques, banquetas, jardineras y espacios públicos, aunque falte drenaje, energía eléctrica, agua potable, y otros servicios en las congregaciones de las faldas del volcán Pico de Orizaba.

El alcalde acordó con los integrantes del Cabildo invertir el presupuesto en la cabecera municipal, y dejar sin obras de infraestructura urbana a las poblaciones rurales de Campanario, Escalerilla, Santa Cruz, La Rosa, El Nicho y Chicahuaxtla.