Amasa Naro fortuna con la obra pública

Hasta Heberto Baños ahora es constructor, con tal de hacer negocio redondo

Foto: Noreste.
8 febrero 2017
8:20 hrs
Redacción Noreste

Xalapa, Ver.-  La “mafia” que conformó el diputado federal Leonardo Amador Rodríguez, sigue dando de qué hablar por la forma en que sus amigos y allegados conformaron empresas al vapor, para acaparar los recursos millonarios que fueron gestionados para obra pública en el municipio.

Apenas ayer habitantes de la calle Alternadores, en la colonia Mecánicos de Piso, dieron a conocer que de manera repentina llegaron obreros a realizar trabajos de compactamiento, para la construcción de una rodada de cemento.

A pesar de que las autoridades municipales desconocen su realización, la obra ya presenta un importante avance. Foto: Noreste.
A pesar de que las autoridades municipales desconocen su realización, la obra ya presenta un importante avance. Foto: Noreste.

Los representantes de los vecinos dieron a conocer que a leguas se observa la mala calidad con la cual se realiza dicha obra, en tanto que en el departamento de Obras Públicas del gobierno municipal, se dio a conocer que no recibieron notificación alguna sobre esos trabajos.

Al realizar un recorrido por el lugar se pudo observar una cuadrilla de trabajadores con herramientas que eran bajas de una camioneta, cuya razón social decía Heberto Baños.

Algunos vecinos que solicitaron el anonimato, dieron a conocer que solo les comentaron que el diputado federal Leonardo Amador, les estaba realizando esa obra, porque en breve acudiría de manera personal a pedirles el apoyo, pues quiere ser presidente municipal.

Comentaron que está bien que les lleven mejoras a su sector, pero no de mala calidad, porque la rampa apenas y está por encima de la tierra, y en tiempo de lluvias lo más seguro es que comenzaran a caerse los pedazos de cemento.

Hombres trabajan a marchas forzadas para concluirla antes del proceso electoral. Foto: Noreste.
Hombres trabajan a marchas forzadas para concluirla antes del proceso electoral. Foto: Noreste.

Pero lo anterior, sólo deja en evidencia lo voraz que ha sido el diputado federal, quien se está haciendo millonario con la obra pública, junto con su camarilla de amigos, como el caso del ex presidente de la CANACO, Heberto Baños.

Por otro lado, el legislador en forma prepotente pasa por alto a las autoridades municipales, a las cuales no se les notificó la realización de la citada obra.

Es decir, que Naro Amador, anda ya por la libre, porque asegura que será el próximo presidente municipal.