AMLO y el ‘reciclaje político’ en Veracruz

6 febrero 2017
0:04 hrs
Por Javier Roldán Dávila

La carnada…no es banquete

En el mitin de ayer domingo por la tarde en Xalapa, Veracruz, el señor Andrés Manuel López Obrador anunció la incorporación de Rafael Acosta Croda, alias ‘el loco’, a su causa.

Acosta Croda es un ‘panista’ que hizo el juego sucio al duartismo en contra de Miguel Ángel Yunes Linares, o sea, perteneció al PAN rojo, el maiceado por Fidel y sus alumnos.

Aficionado irredento a las finas marranillas, el ‘arrepentido’ blanquiazul declaraba hace tiempo lo siguiente: “Ayer… ¿qué creen? , me emborraché de las pendejadas y tonteras que hizo Carolina (Gudiño), me tuve que poner tonto, si no me hubiera puesto más tonto (sic), ¿qué dijo? puras mentiras, que horror que los veracruzanos tengamos esas autoridades”, justificó el legislador.”

En aquel lejano 2012 el, a la sazón, dirigente estatal del PAN, señalaba: “Enrique Cambranis Torres, se deslindó de las declaraciones del diputado federal Rafael Acosta Croda, lo anterior ya que esta semana el diputado federal por el puerto de Veracruz, acudió en estado de ebriedad al informe de la presidenta Carolina Gudiño y realizó declaraciones bajo los influjos del alcohol, en contra de la presidenta municipal de Veracruz.”

El mentado Rafa, es adicto a llegar ‘estimulado’ a los sitios de encuentro del puerto de Veracruz (pregunten en el hotel Diligencias cuando amenazó con ‘partirle la madre’ al periodista Miguel Novoa), sin ningún tipo de sonrojo, puede llamar ‘putos’ a sus adversarios políticos.

El cinco de febrero de 2017, el maestro López incorporó al ínclito Acosta al “Acuerdo Político de la Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México”, con esos personajes, el tabasqueño cambiará al país. #Dice.

*Esta es opinión personal del columnista