‘Apanicamiento’ en Veracruz

9 febrero 2017
9:42 hrs
Javier Roldán Dávila

 

La insoslayable brevedad

 

Ya (les) llegó la ‘cruda’ después de la borrachera en ´la plenitud del pinche poder’

Las detenciones de César del Ángel (líder fundador del grupúsculo de los 400 Pueblos) y de Arturo Bermúdez Zurita, ex titular de Seguridad Pública y uno de los hombres que integraban el círculo íntimo de Javier Duarte, han provocado un auténtico ‘apanicamiento’ de muchos de los presuntos vinculados en las tropelías cometidas durante los últimos años.

Este sentimiento de indefensión, que ahora priva, en los que hasta hace no muy poco gozaban de ‘la pinche plenitud del poder’, implica que muchos de ellos busquen salvarse huyendo y/o delatando a sus antiguos aliados.

Por lo pronto, un reportaje publicado en blogexpediente.mx, afirma que Bermúdez habría ‘puesto’ al senador Héctor Yunes con tal de atenuar sus culpas, la acusación sería en el sentido de que el ahora detenido tiene pruebas de que al candidato derrotado le fueron entregados 500 millones de pesos para su fallida campaña. La especie fue desmentida por Yunes Landa, que acusó falta de ética periodística al reportero Ignacio Carvajal.

Por otro lado, Ricardo Sandoval, ex director administrativo de la secretaría de Salud, demandó por daño moral a Juan Antonio Nemi, quien fue titular de la dependencia, por haberlo responsabilizado públicamente de ser el autor de la compra de medicinas clonadas.

Para rematar, se dice que Gabriel Deantes, otro de los duartistas connotados, salió huyendo de Xalapa, pues el martes no se presentó a una diligencia judicial. Deantes es señalado de acumular una fortuna inmensa a su paso por la administración pública.

En fin, todo lo mencionado es una muestra palpable, de que la hombría no es un distintivo de buena parte de los que estuvieron a cargo del gobierno en Veracruz, eso sí, en su momento estaban convencidos de su invencibilidad…‘me la pelan’ decían ufanos.