Burocracia exenta el gasolinazo; crece partida en el Congreso

Senadores, diputados federales, funcionarios del gobierno y miembros de la Suprema Corte pagan su combustible con dinero público

Foto: Excélsior
4 enero 2017 || 13:42 || Excelsior
Compartir en redes

México.- Legisladores y secretarios de Estado, entre otros funcionarios y servidores públicos de la alta burocracia, no les cuesta el aumento a las gasolinas.

A través de vales o monedero electrónico, senadores y diputados federales recibieron 13.9 millones de pesos en 2016 para pagar su combustible.

Para 2017, la Cámara de Diputados aumentó dicha partida al pasar de 7.7 millones de pesos a 9.3 millones de pesos. A detalle, los senadores de la Mesa Directiva gozan de una tarjeta de diez mil pesos al mes para los combustibles.

En tanto, el Consejo de la Judicatura aprobó para 2017 un presupuesto para el servicio de suministro de combustible, lubricantes y aditivos hasta por 92.8 millones de pesos, y la Suprema Corte presupuestó 3.6 millones de pesos.

En tanto, el Instituto Nacional Electoral (INE) proyectó utilizar casi 350 millones de pesos para el arrendamiento de vehículos para la organización de las elecciones de 2017 y el inicio del proceso electoral de 2018. De ese monto, sólo en el rubro de gasolinas y lubricantes gastará 51.5 millones
de pesos.

CON CARGO AL ERARIO
Diputados y senadores recibieron 13.9 millones de pesos en 2016 para pagar gasolinas.
El Consejo de la Judicatura Federal recibirá 92.8 millones de pesos en 2017 para el pago de combustibles, lubricantes y aditivos.
El Instituto Nacional Electoral destinará casi 350 millones de pesos para el arrendamiento de vehículos en 2017. De ese monto, sólo en el rubro de gasolinas y lubricantes gastará 51.5 millones.

BURÓCRATAS LIBRAN GASOLINAZO
La alta burocracia del gobierno federal no ha sentido los efectos del alza a los combustibles porque recibe subsidios, como vales de gasolina, que suman millones de pesos en algunas dependencias; el gasto fue incluido en el Presupuesto de Egresos 2017.

Mientras el resto del país padece las consecuencias del incremento, y muchos han salido a las calles a protestar por ello, los diputados federales y los senadores recibieron en 2016 ayuda para combustible por 13 millones 967 mil 632 pesos con cargo al erario.

Para 2017, la Cámara de Diputados aumentó la partida para vales de gasolina. En 2016 pagó siete millones 741 mil 680 pesos y para este año presupuestó nueve millones 321 mil 720 pesos.

El año pasado, la Cámara de Senadores gastó cinco millones 367 mil 200 pesos, más 858 mil 752 pesos de IVA, en tarjetas electrónicas de gasolina de amplia cobertura, surtidas por Edenred México, SA de CV. Y los senadores de la Mesa Directiva gozan de una tarjeta de vales de gasolina de 10 mil pesos mensuales.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación presupuestó para comprar vales de gasolina tres millones 684 mil 600 pesos en 2017. La Dirección General de Recursos Materiales calculó que el consumo mensual estimado de combustibles entre trabajadores de la Corte es de 307 mil 505 pesos.

Al Consejo de la Judicatura Federal se le aprobó para 2017 para el suministro de combustible, lubricantes y aditivos un presupuesto máximo de 92 millones 840 mil 457 pesos.

El Manual de Percepciones de los Servidores Públicos de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal refiere que el personal con jerarquía de K a G —secretarios, subsecretarios, oficial mayor, jefes de unidad y director general— pueden solicitar “apoyo económico para cubrir los gastos de mantenimiento, combustible, lubricantes”.

El Portal de Obligaciones de Transparencia precisa que el Presidente no cuenta con esa prestación porque el Estado Mayor Presidencial se encarga de proveer la seguridad, logística y transportación del Ejecutivo federal; el Presupuesto 2017 considera un gasto por este concepto de 707 millones 708 mil 146 pesos.

1593307

El coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, el secretario particular del Ejecutivo federal y el secretario técnico de la Comisión Nacional de Seguridad cuentan cada uno con siete mil 500 pesos para gastos de mantenimiento, combustible, seguros y lubricantes para los vehículos que usen para sus funciones.

Los secretarios de Estado del gabinete federal cuentan con una prestación de 11 mil 460 pesos para gastos de mantenimiento, combustible, lubricantes, seguros y depreciación del vehículo.

Así, el secretario de Salud y su equipo cuentan con un presupuesto en 2017 de tres millones 64 mil pesos para adquisición de vehículos y apoyo en gastos.

Según el portal de transparencia, el titular de Salud, José Narro Robles recibirá 275 mil pesos para automóvil, y 18 de sus subsecretarios, directores generales y otros empleados de alto nivel tienen asignados cada uno entre 180 mil pesos y 142 mil pesos al año .

Por ejemplo, el director general del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa, Héctor Gutiérrez de la Garza, recibe ocho mil pesos mensuales para comprar gasolina. La coordinadora técnica, Melissa Sánchez Martínez recibe mil 500 pesos al mes. Y el secretario de Cultura recibe siete mil 500 pesos mensuales para gastos del vehículo asignado.

La prestación incluye a dependencias que requieren de mucha movilidad de personal, como el Instituto Nacional Electoral o la Policía Federal.

El INE prevé utilizar casi 350 millones de pesos en arrendamiento de vehículos para la organización de elecciones. De esos, sólo en el rubro de gasolinas y lubricantes gastará 51.5 mdp.

En los últimos dos años, la Policía Federal destinó más de mil 693 millones 799 mil pesos para adquirir gasolina, en la partida presupuestal 26101.

El Inai ejercerá 700 mil pesos para la compra de combustible, lubricantes y aditivos.

LA VIOLENCIA SUBE DE TONO; HAY SAQUEOS Y AGRESIONES
Las protestas por el alza a las gasolinas derivaron en algunos lugares en actos violentos, robo de combustible, saqueos a comercios, agresiones a agentes de seguridad y continuaron los bloqueos carreteros en al menos 23 estados.

Hasta el cierre de esta edición no se reportaron manifestaciones de protesta en Aguascalientes, BCS, Campeche, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa y Yucatán.

1593309

En contraste, en el Estado de México se dieron los hechos más violentos. En Ecatepec, desde temprano, manifestantes dañaron 11 unidades del Mexibús, durante las protestas por el gasolinazo.

En otro bloqueo en ese municipio, detuvieron una pipa y empezaron a obsequiar el combustible. Otros manifestantes tomaron una estación de gasolina en Acolman, Edomex, y regalaron el combustible. Lo mismo sucedió en Ixmiquilpan, Hidalgo.

Hubo en Xonacatlán agresiones a agentes policiacos y en Totolcingo, incluso, prendieron fuego para evitar que quitaran el bloqueo.

Asimismo, la policía de Zacatecas tuvo que intervenir ante el intento de saqueo de gasolina y productos como aceites y lubricantes durante las manifestaciones. La autoridad advirtió que no permitirá actos de ilegalidad.

1593310

Decenas de taxistas y ciudadanos tomaron una gasolinería en Villa Allende, Coatzacoalcos, Veracruz, y se surtieron del combustible como protesta por el aumento y causaron daños a las máquinas despachadoras. Los empleados alcanzaron a huir.

EN VÍAS DEL TREN

En el resto del país siguieron los bloqueos y otras acciones de protesta contra el gasolinazo.

En Hermosillo, Sonora, ciudadanos dejaron libre el paso en casetas de cobro, clausuraron la Agencia Fiscal estatal, liberaron la garita fronteriza de Nogales y bloquearon las vías del ferrocarril, para evitar la exportación de mercancías.

También en los pasos fronterizos hubo actividad, como en Tijuana; los ciudadanos protestaron además en Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua. Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro y Quintana Roo.

En la Ciudad de México, ciudadanos tomaron varias estaciones de servicio sobre la avenida Tlalpan.

Una de ellas, en Tlalpan y Coruña, un grupo con mantas y pancartas, que se autodenominan Somos Más, estacionaron algunos vehículos, gritaron consignas en contra del incremento a la gasolina.

En el Centro Histórico, organizaciones sociales clausuraron de manera simbólica las oficinas de l Servicio de Administración Tributaria (SAT) dependiente de la Secretaría de Hacienda en el número 77 de la avenida Hidalgo.

1593312

Nota completa aquí.