Clementina no ha apagado la “licuadora”

12 diciembre 2016
11:30 hrs
Columna

Por José Ortiz Medina

Cuando el pasado 28 de octubre los alcaldes perredistas iniciaron la retención de los funcionarios estatales y la toma de Palacio de Gobierno, precisamente en demanda de los recursos federales retenidos por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), quedó al descubierto el uso del instrumento concentrador de recursos llamado “licuadora” que los munícipes pidieron apagar para liberar la ilegal captación del recurso federal.

Han pasado ya 45 días de la toma de Palacio y los perredistas y panistas siguen ahí, ahora en funciones de gobierno y las retenciones siguen, de los recursos federales que no llegan a los municipios.

Por lo pronto, Ayuntamientos toman sus previsiones, como el de Xalapa que ya decidió cancelar 28 obras por el orden de los 35.5 millones de pesos, al no contar con ese recurso adeudado por la Sefiplan.

Algo no anda bien, pues parece que la malévola “licuadora” sigue prendida.

 PRI, ¿contra corrupción?… ¿quién le cree?

En el Partido Revolucionario Institucional, todos los aspirantes, precandidatos y candidatos deberán someterse a distintas medidas a través de las cuales se pueda conocer si tienen o no nexos con la delincuencia organizada y si han recibido dinero de procedencia ilícita.

El miércoles el PRI realizará su 38 sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional, en donde se buscará “establecer medidas para blindar al partido, sus aspirantes, precandidatos y candidatos, en contra de la delincuencia organizada y del uso de recursos de procedencia ilícita en los procesos electorales locales 2016-2017”, señala el punto 4.3 del orden del día a desarrollarse la próxima semana.

¿Alguien le cree al lobo que ahora sí será un manso cordero? Mientras no capturen a Javier Duarte de Ochoa y no metan en cintura a otros destacados priistas del gobierno federal y algunos estados de la República, los ciudadanos simplemente no creerán en promesas vanas.

Y por cierto, el consejero nacional del PRI Armando Barajas adelantó que antes del periodo vacacional de diciembre podría iniciar el proceso de expulsión del diputado federal, Tarek Abdalá Saad.

“Pienso yo que debe ser antes de que entremos a vacaciones y se le estaría notificando el proceso de expulsión y primero será el proceso sancionador con la idea de expulsarlo.”
El consejero nacional explicó que en primer término se solicita la suspensión de los derechos partidarios y después la expulsión del PRI como se llevó el caso del ex gobernador prófugo Javier Duarte de Ochoa.
“Hay elementos suficientes para su expulsión porque ya Tarek fue inhabilitado por la Contraloría; ya hay un indicio en contra del partido por el actuar indebido de este señor.”
Tarek Abdalá, diputado federal en funciones y extesorero en el gobierno del ahora prófugo de la justicia, Javier Duarte, fue objeto de inhabilitación para asumir cargos o comisiones en la administración pública durante los próximos 10 años, tras una resolución de la Contraloría General de Veracruz.
El priista sancionado se vio envuelto en señalamientos por presunto desvío de recursos públicos desde mayo de 2015, cuando la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, aprobó por unanimidad, emitir un exhorto a la Procuraduría General de la República para que investigara a los responsables del posible saqueo a las arcas públicas de Veracruz, por un monto de al menos 1, 600 millones de pesos.

Omisa e ineficiente, la aún titular de Unidad de Género de la SSP

 Luego de haber ejercido el cargo durante la administración duartista y bajo el mando de Arturo Bermúdez Zurita ex secretario de la SSP, la titular de la Unidad de Género de la Secretaría de Seguridad Pública, Natalia Hernández Saavedra, hasta el día de hoy ha sido omisa e ineficiente para ejercer el cargo.

Y es que existen varias quejas y dos denuncias ante la Fiscalía General del Estado, presentadas por mujeres que pertenecen a dicha institución y que reportaron alguna vez ante la Unidad de Género el acoso sexual que sufrieron por parte de un superior; sin embargo, Hernández Saavedra dio carpetazo a los asuntos y nunca se le dio la atención necesaria y ni mucho menos seguimiento a estas quejas que posteriormente se convirtieron en denuncias ante la FGE.

Con poco más de 10 años dentro de la SSP y 5 como enlace de Género, Hernández Saavedra jamás ha dado solución a ninguna queja presentada por mujeres que han sido violentadas laboralmente por los mismos titulares y en algunos casos por mujeres que fueron víctimas de violencia psicológica por parte del ex secretario Arturo Bermúdez, quien de forma misógina maltrató en varias ocasiones a las féminas que ahí laboraban, al expresar palabras discriminatorias y soeces.

Actualmente, Natalia Saavedra Hernández aún continúa desempeñándose como titular de la Unidad de Género en esta administración, pero sin ser garantía de ningún avance en los temas de Género, siendo un grave problema local, nacional e internacional, y aún más con la Alerta de Violencia de Género de las Mujeres (AVGM) que se activó recientemente para el estado de Veracruz.

Si este tipo de titulares continúan en los espacios en donde se debe garantizar la seguridad de las mujeres y la erradicación de la violencia, qué le espera a esta administración si sigue apostando por personas que no tienen un compromiso de mejorar las instituciones y las condiciones de las mujeres al interior de la SSP.

 Mariely ya se había “destapado” para alcaldía de Martínez, pero Miyuli la frenó

En la sesión del Congreso, donde se entregó la Medalla “Adolfo Ruiz Cortines”, la diputada María Elisa Manterola le habría dicho al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que estaba lista para la alcaldía de Martínez de la Torre.

– Señor gobernador, estoy lista.

Con cara de asombro, Yunes Linares le habría preguntado, “¿lista para qué?”…

– Para la alcaldía de Martínez de la Torre, señor.

Ante esa respuesta, el mandatario, tajante y serio le habría respondido: “ni se te ocurra, te necesito aquí en el Congreso”.

Cuentan quienes observaron la escena, que María Elisa Manterola se puso pálida y sudó frío, por lo que optó por regresar a su curul.