COINCIDENCIA

23 diciembre 2016 || 12:58 || Columna
Compartir en redes

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

Tres derrotas, dos de ellas continuas, constituyen el “palmarés” de quien hoy está al “mando” del comité municipal del Partido Revolucionario Institucional y hablan de su ineptitud, incapacidad y falta de organización de los sectores que integran al partido que hoy es la tercera fuerza política en el estado. Hacerlo participar en otra elección, sencillamente será la ruina, la muerte del tricolor, al menos en este municipio pues para recuperarse van a necesitar de varios años e invertir mucho dinero para “convencer” y reagrupar a los militantes y volver a cobrar fuerza.

Recordemos que la primera vez, mordió el polvo ante el entonces bautizado como “Dientes de leche” y perdió llevando como candidato tricolor a su mismísimo líder de sector, hoy presidente municipal. Las dos continuas, son las dos últimas, la federal ante el PRD con Leonardo Amador Rodríguez “Naro”, y la segunda apenas este 5 de junio ante la alianza PAN-PRD con José Kirsch Sánchez para que por primera vez, el distrito de Poza Rica, esté representado ante la Cámara de Diputados al Congreso de la Unión y el Congreso local, por dos elementos salidos de la entonces oposición.

Bien, como ya saben de quien se trata, les diremos que José Francisco Peruyero Cadena, es mejor que ahueque el ala por voluntad propia a que se exponga que, como se va gestando, los seccionales a los que él propuso como los mejores para ganar, así como los representantes de sectores, sean los que exijan ante el comité nacional porque el estatal, con Felipe Amadeo Flores Espinosa, se ha alineado con el PAN y lo que hace, es precisamente para favorecer al blanquiazul. De este tamaño es el problema que afronta José Francisco.

Definitivamente, la inquietud de los dizque líderes priistas seccionales y sectoriales es de que ya se hace necesario que Peruyero se vaya del PRI sin más ni más antes de que acabe de enterrarlo para siempre jamás, y seguramente que esta situación no le habrá de gustar a su jefe de sector, quien no tendrá más que pedirle que deje la batuta con la que no pudo y solo manifestó ineptitud, porque de lo contrario, el daño para el tricolor, será irreversible, al menos por una buena y prolongada quizá –depende de cómo se organicen PAN-PRD–, para preservar su superioridad actual.

En esas circunstancias, el Partido Revolucionario Institucional, deberá verdaderamente ser democrático en la elección de su candidato a la presidencia municipal para ir a la contienda con sus mejores elementos, que tengan voluntad de servir, que lo hagan en su momento, honestamente y que no solo “jalen para su rancho”, sobre todo, ahora que serán menos regidores, pero desde el aspirante a alcalde como todos los demás integrantes de la planilla, deberán ser cuadros que le den otra imagen y que no vayan solamente a tratar de enriquecerse.

Sí hay elementos con esta calidad, incluso entre los que ya han tenido el honor de ser los alcaldes con anterioridad y unos cuantos que han sido regidores, porque hoy de todos los que representan al PRI en la Comuna, se cuentan con los dedos de las manos y sobran muchos, pero no se crea, está súper peor la del PRD a la que el pueblo prácticamente no la conoce porque son muy contadas ocasiones las que la ha visto y la última fue en el tercer informe de gobierno. Ya habría sido una sacudida de árbol genealógico para todos sus demás compañeros que tampoco a esto asistiera. Este sí que es un caso de absoluto dilapidamiento. Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com