Comete fraude promotora de Prospera a mujeres indígenas de Zongolica

Foto: Noreste
6 octubre 2016 || 12:21 || Emilio González
Compartir en redes

Zongolica, Ver.- Promotora del programa Prospera comete fraude al “rasurar” 50 y a veces 100 pesos a mujeres indígenas que reciben el apoyo del gobierno federal, si faltan a no participan en las faenas les descuenta.

Son amas de casa de la comunidad de Tenango, municipio de Zongolica que venden tortillas, leña, quelites, naranjas o plátanos en el mercadito para sostener a su familia. Es gente muy pobre que nada más come una vez al día.

Acusaron a la operadora de Prospera, Ana Candelaria Márquez de descontarles de su sobre, 50 y a veces hasta 100 pesos. El padrón en la congregación de Tenango es de 50 mujeres que viven en medio de la pobreza y alta marginación.

Exigen al gobierno federal que se abra una investigación en contra de la promotora Candela Márquez, porque cada mes comete un robo descarado, y como las tiene amenazadas desde hace tiempo, temen que si la denuncian, las borre del programa Prospera en la Sierra de Zongolica.

Dijeron que durante la última reunión que se realizó en esta comunidad con el enlace de Prospera se estableció que las 50 beneficiarias tenían que cooperar “voluntariamente”, con la cantidad de 45 pesos para la limpieza de un camino vecinal que conduce a Tenango.

Las afectadas pidieron a los supervisores de este programa federal a que abran una investigación para que verifiquen estos hechos que podrían ser constitutivos de un delito, ya que Prospera es un programa en el cual está prohibido el lucro y a propaganda política como catapulta de algún aspirante a puestos de elección popular.

“Han habido reuniones en donde la señora Candelaria pide 45 pesos para la limpieza y chapeo de un camino que la beneficia a ella, y nosotros sabemos que está prohibido que pida cooperación en cualquier programa federal, hacemos un exhorto a las autoridades competentes para que investiguen esta situación, hay personas que ganan al día 30 pesos y ella les pide más de esa cantidad, que de no pagarlos, les descuentan el apoyo basado en lo que no le dan”, concluyó un jornalero afectado que prefirió omitir su nombre por temor a represalias.