Conoce los buenos y malos usos de los condones y sus variedades

¿Se utilizan para el sexo oral? ¿Por qué el ultrafino es el más demandado? ¿Cómo se coloca para que no se rompa ni se salga?

Imagen ilustrativa
12 enero 2017 || 13:11 || Clarin
Compartir en redes

Los adolescentes son los más acostumbrados a su uso. Los adultos, sin embargo, dicen no haberse acostumbrado, y que pierden la sensibilidad, la erección, el deseo, la eyaculación, pero por sobre todo creo que es un tema más del pensamiento boicoteador o de un símbolo que no pueden aceptar.

Muchos individuos desconocen las ventajas del preservativo, algunos pacientes dan excusas casi inverosímiles.

Para todos los gustos

Los preservativos que más se compran son aquellos finos o ultradelgados, que son imperceptibles y que permiten captar ciertas sensaciones como de calor. Los lubricados vienen en segundo lugar, que facilitan colocarlos sin roturas y además evitan la fricción al penetrar. Otros muy sugerentes son los aromáticos o con olores frutales ricos para el sexo oral, o para deleitarse olfativamente, ya que los olores son el mayor incentivo para despertar estímulos sensoriales como comer, morder, chupar. ¡Cuidado con los que retardan la eyaculación! Pueden ser catastróficos para eyaculadores normales.

La buena colocación del preservativo

En general como único anticonceptivo no sirve, hay accidentes relacionados a que se sale, o se rompe, o puede quedar dentro. Estos hechos siempre tienen que ver con la mala información en cuanto a cómo se colocan. El preservativo debe ser bien colocado para que esto no suceda, lo cierto es que no mucha gente sabe cómo verificar que esté bien puesto.

La manera de hacerlo y quedarse tranquilos es:

1. desenrollarlo sobre el miembro

2. al dejar la punta expuesta, tirar despacio

3. dejar cierto aire en el extremo para que quede espacio para el eyaculado.

condones

Preservativo y sexo oral

El sexo oral acarrea dudas acerca de si contagia enfermedades. Aunque es menos probable, se conocen casos en que sucedió y por lo tanto es importante atender las precauciones porque la primera vez podes salvarte, la segunda también pero alguna la pegarás. Se recomienda el uso de preservativos –saborizados, para hacerlo más agradable- durante esta práctica.

Nadie tiene certezas, solo el afán por sentir placer -por no ser anorgasmica, por dejar que el hombre goce, por no ser enjuiciada como antigua, desconfiada, por no quedar como ignorante- hace que muchas personas se sustenten en principios que no favorecen la prevención y psicoprofilaxis.

La sexualidad es maravillosa realizada con seguridad. Entendamos que no se interpone con el deseo, el cuidado de uno mismo es amor puro, y hacia el otro es amor al prójimo, responsabilidad y madurez. Si no sabés cuantas camas hubo en tu pasado o si desconocés las camas del otro, el mejor seguro para ambos es ser conscientes que pueden salvar su vida y la de otra persona.

Nota completa aquí.