Consejos para un Emprendedor

27 septiembre 2016 || 17:23 ||
Compartir en redes

Hola a todos los lectores de esta columna #ContagiadoProgreso espero que hayan tenido una excelente semana.

La palabra “Emprendedor” cada vez la siento más trillada, se ha puesto de moda para darle un giro diferente a lo que en realidad significa ser un empresario.

Emprendedor lo entiendo por el que emprende un camino, pero el que emprendamos un camino no siempre significa que llegaremos al destino final que teníamos pensado en un inicio.

¿A qué me refiero con esto? Un joven empresario no únicamente debe preocuparse por el inicio, por la idea, por el título o por compartir frases motivacionales en Facebook. Un empresario se preocupa por trascender, por dejar huella, por cumplir metas y por ganar dinero.

En diferentes universidades públicas y privadas, existen clases de emprendimiento e innovación, materias donde el trabajo final es “Hacer una empresa” con misión, visión, objetivos, mercado meta, etc, etc, etc… básicamente toda la parte teórica y de planeación que en realidad a los grandes empresarios no les interesa escribirlo y menos que suene bonito para colgarlo en la pared de su oficina; más bien su misión y visión las traen tatuadas desde el momento en que decidieron crear su empresa.

Y a pesar que todo lo aprendido en las clases de emprendimiento e innovación es muy útil para tener las cosas bien hechas, no conozco una universidad (si alguien sabe de una que sí les agradecería me lo hagan saber) donde enseñen lo que a mi parecer son los ingredientes básicos de que debe tener un empresario o emprendedor:

 Automotivación: Debes saber que NADIE, ni tus papas, amigos, hermanos o profesores, estarán nunca tan entusiasmados con tu proyecto como tú, por lo que ese entusiasmo y motivación para todos los días despertarte y trabajar en la creación y mejora de algo nuevo debes buscarlo en tu interior y no dejar que se apague.

 Aprender a fracasar: La palabra fracaso parece ser que solo la identificamos con los débiles, con los que no pudieron, con los que se rinden, tenemos temor a fracasar. Pero al contrario de lo que muchos piensan, solo los que han sabido fracasar una y otra vez son los que hoy vemos en la cima.
Cuando las cosas no están saliendo bien y tu proyecto o empresa comienza a caer, no te desanimes, no te rindas, analiza lo que está sucediendo, si es necesario cambiar el proyecto completo ¡cámbialo!, si es necesario pedir ayuda ¡hazlo!, si es necesario tomarte un tiempo para reencontrarte y reencontrar tu fuerza interna ¡hazlo!; pero no lo abandones.

 Paciencia y esfuerzo: Estamos acostumbrados que todo en la vida es rápido, las comunicaciones, transacciones, internet, actividades, tecnologías, ¡todo! Vivimos a pasos acelerados, tanto que cuando emprendemos un nuevo proyecto esperamos lo mismo de él. Llevamos 3 meses trabajando día y noche en él, pero como aún no somos el imperio que imaginábamos lo tiramos a la basura, total hoy en día todo es desechable. Un empresario sabe que las cosas se hacen a base de años, altibajos, esfuerzo, dedicación, adaptación a los cambios y mucha paciencia.

Como dijo una vez el director Steve Jobs: The people who are crazy enough to think they can change the world are the ones who do.” Traducción: “Las personas que están lo suficientemente locas para pensar que pueden cambiar el mundo, son las mismas personas que lo cambian”

No hay una receta mágica, pero espero que estas recomendaciones te sean sean de gran ayuda. Si tienes cualquier duda o comentario respecto a este u otros temas me puedes escribir a contactopribega@gmail.com

¡Saludos y excelente semana!

Jacqui Betancourt Segura