CUMBRE TAJÍN

13 enero 2017 || 10:38 || Columna
Compartir en redes

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

uantas y tantas veces hemos dicho que para impulsar el turismo y atraer visitantes, se requieren carreteras en condiciones transitables, ya no digamos óptimas porque como están las cosas, es punto menos que imposible. Bien pues Cumbre Tajín, parecía destinada a permanecer en receso cuando menos por la edición 2017, pero las autoridades municipales, a través de la Dirección de Turismo, han dado la sorpresa de que sí se hará, quizá no con el esplendor de sus inicios, pero ¡tendremos Cumbre Tajín!

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, habrá de apoyar esta intención y los organizadores del evento, con todo y que ya prácticamente se está sobre el tiempo, lo tienen listo y dijo que una de las acciones inmediatas es que se habrán de rehabilitar las carreteras para que los visitantes puedan llegar sin contratiempos y no quedar en vergüenza como el año pasado cuando no se arreglaron los baches y era una verdadera odisea el traslado de Poza Rica a El Tajín y mucha gente se desalentó, porque decían que era un lástima que un aspecto tan importante demeritara el festival.

Esta vez, de acuerdo con la versión municipal, no sucederá eso porque la coordinación del esfuerzo será precisamente para que todo lo relacionado para la celebración de la Cumbre Tajín edición 2017, se celebre y vuelva a brillar y a ser lo que en principio cuando se provocó interés tal que la afluencia hacia la zona arqueológica y el parque Takilsuhkut era bastante y se provocaba una gran derrama económica, lo que se espera para esta ocasión, a fin de que se pueda dar un poco de movimiento económico a la región.

Poza Rica juega un lugar importante en esta organización porque dispone de hoteles de tres y hasta cinco estrellas que los visitantes pueden ocupar y seguramente que tan pronto como se dé a conocer el programa del festival, se empezarán a dar las reservaciones de la gente que viene de diversos estados de la República e inclusive del extranjero para estar presente y disfrutar de esta festividad que es la principal del norte de Veracruz.

De manera que la preocupación del gobierno estatal en estos momentos es la rehabilitación de la carretera que está en ruinas desde Poza Rica hasta El Tajín, hacia donde se puede transitar porque los rellenadores de baches, aunque sea con tierra, han encontrado su modus vivendi con las propinas que los automovilistas les dan obligados pero satisfechos en cierto modo porque de esa forma, aunque levanten las tolvaneras, pueden recorrer sin lastimar los sistemas de suspensión de sus vehículos.

Lástima porque por un tiempo se les quitará la oportunidad de ganar unos cuantos centavos, todo depende de la forma en que se rehabilite el tramo Poza Rica-El Tajín, no vaya a ser que también solo dure los cuatro o cinco días que habrá actividades por el festival. Por su parte, hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios –ojalá que los taxistas no abusen del turismo–, etc., están ya listos porque saben que esta derrama ayuda a la economía de la región. Sugerencias, críticas, comentarios: marionv8@hotmail.com