Denuncian agresiones en contra del Movimiento Antorchista

Foto: Noreste
20 diciembre 2016 || 12:38 || Redacción Noreste
Compartir en redes

Veracruz, Ver.- En un lapso de sesenta días aproximadamente, cuatro integrantes del Movimiento Antorchista en Veracruz han sufrido agresiones delicadas.

Situación que el Comité Estatal y la Dirección Nacional de este movimiento considera grave y peligroso por las razones que a continuación mencionaré: primero, porque se pone en riesgo la integridad física de nuestros compañeros que pueden sufrir un atentado de consecuencias irreparables, y segundo, porque pareciera que se intenta infundir temor entre los antorchistas, quieren intimidarlos políticamente para que no sigan luchando por sus ideales, de construir una sociedad en la cual la riqueza se distribuya de una forma más equitativa.

Los hechos suscitados son los siguientes:

1.-El pasado 10 de octubre, la dirigente antorchista del municipio de Tuxpan, la compañera Mónica Guadalupe Ortiz Blanco, fue secuestrada por dos sujetos cuando se bajaba de su auto al llegar a su casa, ubicada en la colonia Vicente Guerrero, del citado municipio, quienes se la llevaron con rumbo desconocido. Y como ya lo dijimos en un escrito anterior, ella se armó de valor, forcejeo con los secuestradores y se aventó de la camioneta, acción que le generó graves lesiones en la columna.

2.- El pasado 5 de noviembre por la madrugada fue allanada la casa de Julio Felipe Ortiz Martínez, quien es miembro del Comité Estatal del Movimiento Antorchista y director del Colegio de Bachilleres, plantel 62, ubicado en la colonia Vergara Tarimoya de la ciudad de Veracruz. Le revolvieron todas sus cosas, le destruyeron documentación y sustrajeron algunas de sus pertenencias.

3.- El pasado 6 de diciembre allanaron la casa de la diputada local Janeth García Cruz, a quien ultrajaron y humillaron brutalmente, para luego tratar de extorsionarla pidiéndole 500 mil pesos en efectivo. Al no lograr la extorción, se desató una serie de amenazas en su contra, así como de varios integrantes del Comité Estatal del Movimiento Antorchista en Veracruz.

4.- El pasado 16 de diciembre, dos sujetos secuestraron a una menor, que por razones de seguridad no daremos su nombre, de un evento cultural que se llevó a cabo en el Auditorio Salvador Díaz Mirón, ubicado en la ciudad de Xalapa. La joven es integrante de un Ballet de danza y baile folklorico, se la llevaron en una camioneta negra, le quitaron su teléfono celular y de él llamaron a su familia para pedirles 100 mil pesos de rescate. Pusieron en la foto de perfil de su WhatSapp a una mujer descuartizada, con el claro propósito de generar pánico y terror entre sus familiares y compañeritos del ballet al que pertenece. Como la familia es humilde no pudo pagar el rescate, y por la intervención del Comité Estatal del Movimiento Antorchista ante el encargado de la Fiscalía General del Estado, los secuestradores al parecer se descuidaron, y la jovencita logró escapar, quien a altas horas de la noche fue rescatada por sus propios padres. Digo al parecer, porque bien pudiera tratarse, que el verdadero propósito no era el rescate, sino infundir pánico entre sus compañeros de escuela y clubes artísticos.

De los cuatro casos se han presentado las denuncias ante las instancias judiciales correspondientes, incluso en dos de ellos se ha hablado de manera personal con el encargado de la fiscalía, Jorge Winckler Ortiz, quien nos ha atendido y hecho algunas recomendaciones. Sin embargo, los antorchistas estamos esperando resultados, pues hasta el momento no se ha detenido a nadie.

Como dije arriba la situación es preocupante y por este conducto, a nombre del antorchismo veracruzano y nacional, me dirijo al Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares; al Secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, y al encargado de la Fiscalía, Jorge Winckler Ortiz, para pedirles su intervención inmediata y se ponga un alto a esta campaña intimidatoria en contra de los antorchistas.

Me dirijo también a la opinión pública del estado para que esté enterada de los hechos y solicitarle, de manera respetuosa, su apoyo moral en la exigencia de que se ponga un alto a las agresiones. Decirle a la opinión pública que, bien a bien, no tenemos claro quien se encuentra detrás de estos hechos, pero lo que sí podemos asegurar es que se trata de una fuerza peligrosa, ya que usan muchas claves de celulares de diferentes estados y el tono de las amenazas es de gente especializada en este tipo de delitos. Ojalá y esta campaña no esté instrumentada por funcionarios de la actual administración, porque de ser así nos veremos obligados a salir a las calles a exigir justicia, y de no ser así, las autoridades citadas arriba, por ser las de mayor jerarquía en el Estado, están obligadas legalmente a poner un alto a dicha campaña.

A los integrantes del Movimiento Antorchista Veracruzano, el Comité Estatal los llama a mantenerse unidos como un solo hombre y a prepararnos para dar la lucha valiente, con la claridad de que se trata de una lucha justa por conquistar mejores condiciones de vida para las familias humildes de Veracruz; a seguir haciendo las gestiones ante las dependencias de los tres niveles de gobierno para que construyan las obras que hemos venido solicitando desde hace tiempo y a que entiendan que dicha campaña de agresiones e intimidación puede tener como propósito precisamente, el evitar exijamos los recursos económicos para la construcción de tales obras, que tanta falta hacen en los pueblos y colonias.