Desinterés de municipios para rescatar Cuencas del Río Blanco y Papaloapan

Las disputas por lo límites administrativos en los Gobiernos locales o Estatales muestran su apatía por rescatar las cuencas

Foto: web
15 febrero 2017
12:06 hrs
César Estrada

Córdoba, Ver.- Después de que en está ciudad fuera sede para llevar a cabo la reunión del Comité de rescate de la Cuenca del Río Papaloapan, los municipios que se se encuentran sobre este cause, demostraron su poco interés por rescatar este afluente de vital importancia.

A pesar de que la Cuenca del Río Papaloapan es la segunda a nivel nacional de mayor importancia, las disputas por lo límites administrativos en los Gobiernos locales o Estatales muestran su apatía por rescatar las cuencas, y por lo contrario son partícipes del “maltrato” al afluente, obligando a más de 3 millones de habitantes a sufrir riesgos de salud, por el consumo de agua contaminada

El director de Hidrosistemas de Córdoba señaló que aunque esta ciudad vierte cerca de 240 litros por segundo de aguas no tratadas al afluente, se mantiene el proyecto para generar la macro planta de tratamiento, recordando que la localidad cuenta solo con tres fuentes de abastecimiento, de las cuales solo se aprovechan hasta 500 litros por segundo, es decir cerca de un 12 por ciento del líquido.

Foto: web
Foto: web

Porque parte el Presidente del Consejo de la cuenca del río Papaloapan, Raúl Hernández, no omitió señalar que a la contaminación del río, se una la deforestación y con ello la pérdida de fuentes abastecedoras de pozos profundos, recalcó el mal manejo de las aguas del afluente, pues de los Estados de Puebla-Veracruz-Oaxaca la falta de trabajo y coordinación han convertido a este y otros Ríos en drenajes abiertos.

Agregó que aunque se tiene el panorama, es claro que la cuenca no desaparecerá, si se tiene que considerar que al aumentar la demanda de la población y la baja calidad del agua, se disminuye la posibilidad del líquido por persona, y es que sostuvo que son cerca de 16 afluentes en este río, el más contaminado es el Río Salado de Tehuacán, y que al momento no se ha hecho nada por evitar en primer lugar la descarga de aguas negras y el favoritismo de obra que no benefician al afluente.