Desmienten que Trump haya amenazado a México con combatir a los ‘hombres malos’

Habían asegurado que Trump amenazó a Enrique Peña Nieto con enviar sus tropas a México para detener el narcotráfico ante la incompetencia de los militares mexicanos

Imagen ilustrativa
2 febrero 2017 || 8:23 || AFP
Compartir en redes

México.- Los gobiernos de Estados Unidos y México desmintieron este miércoles un artículo periodístico que aseguró que el presidente Donald Trump amenazó a su homólogo Enrique Peña Nieto con enviar sus tropas a México para detener el narcotráfico ante la incompetencia de los militares mexicanos

Citando “fuentes confidenciales en ambos lados de la frontera”, la periodista mexicana Dolia Estévez aseguró que, durante una llamada telefónica el 27 de enero, Trump dijo a Peña Nieto que “los militares mexicanos no están haciendo bien su tarea” en el combate al narcotráfico, sugiriendo que “quizá” tenga que enviar tropas estadounidenses para que derroten a los cárteles.

“Es una mentira del tamaño de su mala fe”, dijo a la AFP Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia mexicana.

Por su parte, la Casa Blanca también negó a la AFP la veracidad del artículo.

Durante la llamada, “el tono fue constructivo y se llegó al acuerdo entre los presidentes para que los equipos de trabajo se reúnan de manera frecuente para construir un acuerdo que sea positivo”, recalcó la cancillería mexicana en un comunicado.

El día de la llamada, el gobierno mexicano ya había había descrito la comunicación en estos mismos términos, mientras que Trump lo calificó de “muy amigable”.

Esta llamada tuvo lugar luego que Peña Nieto cancelara una visita a Washington prevista para el martes pasado, en medio de una crisis diplomática -la peor en décadas- a raíz de la iniciativa de Trump de construir un nuevo muro fronterizo financiado por México.

La semana pasada, Trump firmó decretos que autorizan la construcción de un nuevo muro a lo largo de la frontera con México, vetar la liberación de inmigrantes ilegales detenidos y eliminar recursos federales para las llamadas ‘ciudades santuario’, que dan abrigo a indocumentados.

El viernes pasado, ambos países reconocieron sus diferencias sobre el tema del muro, pero aseguraron que sus gobiernos continuarían el diálogo, en un contexto marcado por amenazas reales de Trump: imponer aranceles a las importaciones mexicanas para costear la valla, bloquear las remesas que envían los mexicanos y salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que Estados Unidos firmó con México y Canadá.