Dinero para notarías, reclusorios y registro civil fue desviado a empresas fantasma de Duarte

En noviembre el SAT confirmó de forma definitiva que eran empresas falsas con operaciones simuladas

Foto: FotoJarocha.
12 diciembre 2016 || 14:47 || Animal Político
Compartir en redes

Datos obtenidos por Animal Político, vía una serie de solicitudes de transparencia, ponen en evidencia que la red de empresas fantasma no solo fue utilizada para el desvío de recursos de programas sociales o para supuestamente fortalecer la imagen del gobierno veracruzano, sino también del presupuesto destinado para el mejoramiento de áreas claves del gobierno.

Fue el 12 de julio de 2012 cuando la Secretaría de Gobierno de Veracruz asignó, el mismo día, cinco contratos a las empresas Abastecedora Romcru, Centro de Recursos de Negocios CERENE, CYMANED, Pefraco y Rinoxa por un total de 70 millones 835 mil 872 pesos.

Todas estas compañías forman parte de la red fantasma revelada en mayo pasado por este portal. En noviembre el SAT confirmó de forma definitiva que eran empresas falsas con operaciones simuladas, mientras que el nuevo gobierno estatal de Veracruz anunció una indagatoria a los 13 notarios que avalaron la inscripción de dichas compañías.

Los contratos, asignados vía adjudicación directa por la Secretaría de Gobierno y sin ninguna clase de competencia, fueron por servicios de análisis, capacitación o evaluación que en teoría estaban destinados a mejorar los servicios estatales mencionados.

Uno de los contratos, por cinco millones de pesos, fue entregado a la empresa CERENE. El objetivo de este contrato era que la empresa realizara un servicio de análisis que arrojara si era factible aumentar o disminuir la cantidad de notarías que operaban actualmente en la entidad.

Dado que CERENE es una compañía inexistente, las autoridades presumen que ni este ni ningún otro servicio que se la haya adjudicado fue realizado realmente por esta empresa, e incluso pudieran ser servicios que nunca existieron.

De hecho, la actual administración de Miguel Ángel Yunes ya anunció una investigación al sistema notarial veracruzano pues se presume que están en funciones un mayor número de notarios de los que se necesitan.

El mismo 12 de julio de 2012 la Secretaría de Gobierno entregó otro contrato por diez millones de pesos a Abastecedora Romcru. El objetivo de dicho contrato era proporcionar un servicio de capacitación a 212 oficinas del Registro Civil estatal en materia de “registros extemporaneos”.

Y en la misma jornada se entregó un contrato por 16 millones 248 mil pesos a la empresa Pefraco, este por un concepto similar al anterior: capacitación y actualización en sitio al personal de las 212 oficialías del Registro Civil en Veracruz.

Ni las cárceles se salvaron
Veracruz es uno de los 16 estados del país que actualmente presentan un problema de sobrepoblación en sus centros penitenciarios. En el arranque de la administración de Javier Duarte la Comisión Nacional de Derechos Humanos advirtió que por lo menos ocho de los reclusorios estatales estaban realmente controlados por los propios reos.

Los datos obtenidos vía transparencia indican que el mismo 12 de julio de 2012 la Secretaría de Gobierno de Veracruz entregó dos contratos por adjudicación directa, que tenían como objeto mejorar las condiciones de seguridad de los penales. Pero ambos contratos fueron asignados a empresas fantasma.

Uno de los contratos, por 19 millones 888 mil pesos, era para proporcionar un “Servicio de Revisión, Análisis, Diagnóstico y Detección de Oportunidades de Mejora de la Infraestructura Penitenciaria, consistentes en Sistemas Eléctricos y Barda Perimetral a los 17 Centros de Readaptación Social”. Dicho contrato fue adjudicado a la compañía CYMANED.

El otro contrato, por 19 millones 698 mil pesos, estaba titulado “Servicio de Evaluación y Diagnóstico de los Sistemas, Procedimientos, Equipos y Medidas de Seguridad en las áreas de Recursos Humanos, Recursos Fiancieros, Recursos Materiales, Dirección General, Subdirección (…) y Colchón de Seguridad de los 17 Centros de Readaptación Social”. Este fue entregado a la empresa Rinoxa.
Tanto CYMANED como Rinoxa son empresas falsas. Amas fueron incluidas por el Servicio de Administración Tributaria en el listado definitivo de empresas que simularon operaciones y emitieron facturas por las mismas.

Compañías multiusos
Esta nueva información deja en evidencia que la administración de Javier Duarte llegó al extremo de utilizar una misma empresa fantasma para adjudicarle múltiples contratos aunque en realidad tuvieran poca o ninguna relación los conceptos de los mismos.

Uno de los casos más representativos es el de la empresa Centro de Recursos de Negocios CERENE (SA de CV). Esta compañía formaba parte de una red de empresas falsas y que el DIF de Veracruz le había adjudicado un contrato por cinco millones de presos para la compra de juguetes en 2013.

Pero al parecer CERENE podía hacer de todo. En 2014 facturó más de 33 millones de pesos a múltiples dependencias del gobierno de Veracruz para la supuesta promoción de actividades del gobierno de Veracruz.

En julio 2012, como ya se dijo, esta compañía fue contratada para analizar el funcionamiento del sistema notarial de Veracruz. Por si lo anterior no fuera suficiente, datos revelados por transparencia revelan que al mismo tiempo, CERENE también fue contratada por la Secretaría de Turismo del estado para difundir una serie de spots del gobierno de Veracruz a través de la cadena Univisión en los Estados Unidos. Por ello se le adjudicaron 24 millones 421 mil pesos.

La empresa CERENE no es un conglomerado de compañías multifacéticas. En realidad su sede es una casa con techo de lámina en la calle Cervantes y Padilla del puerto de Veracruz. En esa casa vive Jacqueline Terrón quien dijo que su dirección fue utilizada para dar de alta una empresa que ahí nunca ha existido.

Por citar otro ejemplo, la empresa Abastecedora Romcru la cual recibió entre 2012 y 2013 más de 180 millones de pesos a través de diez contratos entregados por las secretarías de Educación y Desarrollo Social de Veracriuz, así como por el DIF Estatal. Dichos contratos eran por la venta desde materiales de construcción, hasta despensas o juguetes didácticos para escuelas.

Pero en el mismo 2012, Romcru también era contratada por la Secretaría de Gobierno para dar servicios de capacitación a personal del Registro Civil.

La dirección de la compañía Abastecedora Romcru es en realidad un patio con un cuarto en el centro del puerto de Veracruz. Sus socios son dos músicos que tocan en las calles para obtener e sustento diario.

Otro involucrado con fuero
Cuando la Secretaría de Gobierno entregó en un solo día, en julio de 2012, más de 70 millones de pesos a la red de compañías fantasma el titular de esa dependencia era Gerardo Buganza, amigo de Javier Duarte y originario de la misma ciudad que el hoy exgobernador prófugo: Córdoba Veracruz.

Actualmente, Buganza es diputado estatal independiente por el estado de Veracruz y cuenta con al protección del fuero estatal.

 

Nota completa en: http://www.animalpolitico.com/2016/12/dinero-notarias-registro-civil-reclusorios-empresas-fantasma/