Dos semanas y contando

15 diciembre 2016
20:20 hrs

Dos semanas y contando

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

En Veracruz los pobres gritan: somos un chingo y seremos más…andan radicales

Se cumplió la primera quincena del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y el tema que ha dominado el panorama es la crisis financiera, que es lo que le sigue de severa.

Lo cierto es que no hay dinero (Yunes señaló que de 10 mil mdp que se requieren para cubrir las necesidades de diciembre, solo se contaba con tres mil el pasado lunes, un déficit de siete mil), lo incierto es como se va a conseguir.

El dilema sigue siendo que la Federación recomienda contratar más deuda pública, cobrar más impuestos y restringir el gasto. Por su parte Yunes exige un rescate financiero al gobierno de Peña, pues señala, tácitamente, que fueron solapadores del desfalco. Agrega que Veracruz aporta más al Pacto Federal de lo que le devuelven.

La fórmula de la SHCP implica trasladar el costo político al flamante gobierno, además de que el costo social le sería endosado a todas y todos los que habitan la entidad, en concreto, están pensando en las próximas elecciones. Nos dicen que sin PRI no hay futuro.

Por su parte, el gobernador está acorralado porque tres de sus ofertas de campaña fueron no más deuda, no más impuestos y un aumento al gasto social, o sea, quiere consolidar su proyecto.

En medio, varios de los nuevos funcionarios están con el síndrome de Peña: no entienden que no entienden y le hacen el ‘caldo gordo’ a sus opositores.

A como van las cosas, se nota complicado que el ‘puente’ Guadalupe-Reyes sirva de distractor.

¡Chale!