Dos vividores que desean seguir gobernando Papantla

En un nuevo episodio de esta inverosímil historia, Marcos y Mariano Romero, ahora recorren el municipio entregando despensas… echadas a perder

Mariano Romero es el encargado de prometer y además a los más necesitados, mientras que su tío funge de palero
10 septiembre 2016
10:18 hrs
Redacción Noreste

Papantla, Ver. No les bastó con realizar actos anticipados de campaña y financiados con recursos del pueblo papanteco a Marcos y Mariano Romero, para vilmente burlarse de los más necesitados entregándoles despensas echadas a perder con el único fin de ganar más adeptos.

Los productos que otorgan, además de estar caducados, son de los más económicos que se ofrecen en el mercado
Los productos que otorgan, además de estar caducados, son de los más económicos que se ofrecen en el mercado

A través de las redes sociales un gran número de personas manifestaron su descontento por las despensas entregadas por este par de corruptos debido que algunos productos están caducados.

Casualmente, sobrino y tío han empezado a recorrer colonias y comunidades donde además de entregar despensas y otro tipo de apoyos, supuestamente escuchan las necesidades de la gente; es entonces que Mariano Romero, presentado como flamante “gestor del Ayuntamiento”, ni tarde ni perezoso  promete la luna y las estrellas con el único fin de ganarse la confianza de los más necesitados.

Llenas se encuentran las bodegas del palacio municipal de despensas listas para ser entregadas y tratar de conseguir adeptos
Llenas se encuentran las bodegas del palacio municipal de despensas listas para ser entregadas y tratar de conseguir adeptos

El “sobrino incómodo” ha tomado como búnker la propia presidencia municipal, reuniéndose en éste con agentes municipales, presidentes de colonia y líderes de organizaciones para que trabajen a su favor, ya que asegura a los cuatro vientos que él ocupará el puesto que muy pronto dejará Marcos Romero.

Además, el inepto tesorero semanalmente destina fuertes cantidades de dinero para financiar los recorridos de ambos corruptos, comenzando una vez más el despilfarro de dinero para comprar votos.