Drama de rechazados de UV y tecnológicos del Valle de Orizaba

Tienen otra oportunidad en el 2017 de presentar el examen de admisión

Foto: web
7 febrero 2017
9:58 hrs
Emilio Gonzáles Gómez

Orizaba, Ver.- Cientos de rechazados de la Universidad Veracruz y tecnológicos del valle de Orizaba, viven un drama. El término incomoda a las autoridades universitarias y educativas, por lo que en lugar de rechazados prefieren utilizar el impersonal: “no admitidos”.

Unos esperan otra oportunidad, pero la mayoría busca un empleo, mientras tienen otra oportunidad en el 2017 de presentar el examen de admisión.

Jorge Carmelo, líder estudiantil, dijo que el sistema educativo nacional los rechaza de ingresar a un tecnológico, o universidad pública y de ese modo les trunca el proyecto de vida: estudiar 24 años desde preescolar hasta el posgrado para tratar de obtener al final un empleo más o menos decente.

Sostuvo que dicho proyecto de vida está en crisis, por muchas razones. Una de las más claras es que el sistema de educación superior público está agotado, pues no tiene los espacios ni los recursos suficientes para admitir a todos los jóvenes.

El drama de los rechazados alcanza a cientos de miles en todo el país: datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revelan que únicamente 56 por ciento de los jóvenes entre 15 y 19 años encuentra un espacio en las universidades públicas.

¿Cuáles son las alternativas para ellos?
Repetir trámites en el siguiente ciclo escolar, entrar a una universidad privada; y desistir y buscar trabajo de inmediato. La primera opción es la más recurrente, pero si los rechazos se repiten, se termina por desistir. Quienes optan por una universidad privada se enfrentan al reto de la baja calidad educativa, pues las instituciones privadas de calidad son costosas y no accesibles para la mayoría, mientras que las escuelas accesibles tienen un nivel académico mediocre.