El Baldón: Cinismo en Sagarpa

16 Febrero 2017
13:49 hrs
José Miguel Cobián

 

Con que orgullo José Antonio Calzada secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación presume que en lugar de comprarle soya, maíz y frijol a los estados que votaron por Trump en el cinturón bíblico americano ahora se lo comprará a otros países como Argentina, Brasil, Rusia, y la Unión Europea.

Emocionado en una reunión con la canciller de Argentina Susana Malcorra, declara su asombro por las economías de escala que ha logrado esa nación, pues mientras en México el promedio por productor es de cinco hectáreas, en Argentina es de 300 hectáreas.

Afirma nuestro brillante secretario que hará ponerse de rodillas a los estados de Iowa, Arkansas, Missouri y Minnesota, pues ellos están a favor de las políticas de Trump pero se verán afectados por una baja en nuestras compras. Y da cifras, México consume cinco millones de toneladas de soya al año y el 92% lo compra de USA.  Alzando el pecho comenta que le compramos también a USA diez millones de toneladas de maíz al año.

Definitivamente el arte de la política es manejar las malas noticias como si fueran las mejores noticias y además presumirlas a la vista de todos.   Nada más una pequeña reflexión obligaría a este funcionario a esconder la cara ante la nación y avergonzado presentar su renuncia de inmediato, si es que tuviera un poquito de dignidad y ética…

Asombrarse por el tamaño de las parcelas en Argentina sólo habla de su absoluto desconocimiento de la historia del desarrollo del agro, tanto en Argentina como en México. Las situaciones han sido muy dispares, y si, todos estamos de acuerdo en que se requieren economías de escala, pero también se requiere otorgar alternativas a todos esos campesinos que perderían sus tierras en un esquema de este tipo, o cuando menos generar una política de largo plazo de concentración de la tierra en pocas manos, y volver al latifundio y a las tiendas de raya, pues no hay autoridad que controle los abusos del gran capital en este país, en particular en el campo mexicano.

Da pena escuchar al responsable de la política de producción de alimentos para el país, mostrar orgullo porque comprará maíz para México en un país o en otro.  Y la pena es propia y ajena.   Un tipo como éste, seguramente no está enterado de los desarrollos tecnológicos de algunos centros de investigación agrícola, pecuaria, forestal, etc.

Señor Calzada, le entrego una primicia,  en México se han desarrollado variedades de frijol que multiplican por diez la producción por unidad de tierra, y curiosamente en Córdoba, Veracruz, se siembra y se cosecha.    Señor Calzada, seguro esta noticia le llenará el corazón de alegría, hay semilla de maíz mejorada mediante cruces naturales, y no mediante ingeniería genética, que permite multiplicar por cuatro la producción de maíz por unidad de tierra.

Lamento informarle que estos desarrollos tecnológicos y otros muchos más, han salido de una institución de investigación que usted ha ninguneado, a la que por razones políticas y económicas ha decidido hacer a un lado, esa institución se llama INIFAP.  Como estoy seguro de que usted, el responsable de la política agraria del país no sabe que significan sus siglas, se lo informo:  Instituto Nacional de INVESTIGACIONES Forestales, Agrícolas y Pecuarias.

Le informo también que si en lugar de dedicarse su gente a hacer política, se dedicaran a desarrollar el campo mexicano, hoy México estaría produciendo ocho veces más maíz del que produce actualmente, y si bien, no alcanzaría para superar el déficit que tenemos, le aseguro que lo reduciríamos de manera sustancial.

Me agrada comentarle que a pesar de su desastroza política en el área de sustitución de plantas de café, a pesar de usted y de sus subordinados incompetentes y mediocres, la economía de esas familias que hoy no tienen que comer, hubiera podido ser mejor, tan sólo con entregar semilla de frijol (de esa que el INIFAP produce y que usted desconoce porque no le gusta voltear a ver a ese instituto de investigación),  esas familias podrían no pasar hambre el día de hoy, por haber elevado su producción de frijol diez veces.

Es más, México tiene variedades de frijol que previenen la diabetes y el cáncer.  Variedades que con un buen apoyo gubernamental podrían ser la punta de lanza de una nueva industria alimentaria.  Muchos países del mundo están incrementando el consumo de frijoles en su dieta, debido a las últimas investigaciones médicas.  México por el contrario está reduciendo su consumo, y lo que es peor, no utiliza los geniales desarrollos para prevenir dos graves problemas de salud pública nacional, que nos cuestan millones de pesos cada día.   Y lo que es peor, no aprovechamos esta gran ventaja competitiva para producir esas variedades de frijol y venderlas en todo el mundo.

Y sabe porque no aprovechamos nada de esto, porque en la SAGARPA no hay mucha gente pensante en los puestos que toman decisiones.  Porque SAGARPA es utilizada como escaparate y trampolín político.  Porque usted quiere ser presidente de la República y ni siquiera tiene muchas posibilidades de ser candidato de su partido.  Porque México requiere de funcionarios públicos eficientes y no mediocres que medren en sus puestos como usted y el grupo de ineptos que entró con usted a la secretaría.   Y sobre todo, México requiere funcionarios que combatan la corrupción, no que la promuevan como ha hecho la banda de hampones que maneja el sector café en su secretaría.

Por último, le ruego no presumir los logros de empresarios privados y extranjeros, cuyos éxitos en el sector agroalimentario nada tienen que ver con la gestión de usted, tan desastrosa al frente de la secretaria.

 

www.josecobian.blogspot.mx           elbaldondecobian@gmail.com                  @jmcmex