El cínico contralor del cartel del Gobierno de Veracruz

Le fueron encontradas 21 propiedades y 23 autos de lujo

Ricardo Guzmán y su familia
7 noviembre 2016 || 7:44 || Julio Fentanes
Compartir en redes

Xalapa.- Amparado en el puesto de Contralor del gobierno de Javier Duarte, mismo que ya tuvo con Miguel Alemán, Ricardo García Guzmán encontró la forma de hacer negocios, avalando a empresas fantasma y operando sobre todo, en la obra pública uno de los rubros donde más fraudes y estafas hay en los últimos seis años.

García Guzmán será citado a comparecer por la nueva legislatura para que explique las omisiones en su trabajo, el aval a las empresas fantasma, asegurando que no existen en Veracruz y que si entregaron los productos que supuestamente vendieron. Aunque la PGR y el SAT ya confirmaron que no existieron proveedores ni mucho menos vendieron nada, sólo cobraron el dinero del gobierno en un escandaloso fraude.

Rodrigo García Escalante
Rodrigo García Escalante

Considerado clave dentro del Cartel de Gobierno de Veracruz que encabeza el prófugo exgobernador Javier Duarte, ya lo citó la PGR a declarar.

García Guzmán intenta ser un cacique del norte veracruzano, rolando la alcaldía de Pánuco y la diputación entre sus hijos Ricardo y Rodrigo, unas veces por el PAN, otras por el PRI, coqueteando con el PVEM o con quien se deje y comparta la corrupción.

El Rey de la traición, una historia de deslealtades

Después de ser contralor con Miguel Alemán, García Guzmán se convierte en diputado de Pánuco por el PRI, al mismo tiempo que Fidel Herrera es gobernador en el 2004; tres años después, en 2007 va de candidato de alcalde también por Pánuco y gana todavía como priista, pero aquí traiciona a Fidel Herrera e impulsa a su hijo Ricardo como candidato a diputado local pero por el PAN en el 2010, ya en la recta final del gobierno fidelista, apoyando a Miguel Yunes Linares quien lo ayuda a tener la candidatura panista que gana su hijo Ricardo.

Yunes Linares pierde, y la gubernatura se la lleva Javier Duarte, como todo lo que encontró a su paso.

Sin embargo, la traición tuvo su precio, y en los últimos meses de su gobierno municipal en 2010, antes de que Fidel dejara el poder, intenta desaforar a García Guzmán acusado de múltiples desfalcos y mal gobierno en aquella época en la alcaldía de Pánuco.

Mientras su hijo Ricardo asume como diputado panista, pero para para no desaforar a su papa y que vaya a la cárcel por daño patrimonial, el hijo se convierte en independiente traicionando ahora al PAN y apoyando todas las iniciativas del entonces ya gobernador en activo Javier Duarte, como legislador independiente, en la primera etapa del desfalco a Veracruz.

Ricardo García Escalante
Ricardo García Escalante

Hoy Ricardo es también presidente municipal de Pánuco otra vez por el PRI y su hermano Rodrigo diputado por el PVEM.

Citado por la PGR

Aunque García Guzmán asegura que es inocente de los delitos de delincuencia organizada que le imputan a Javier Duarte como jefe del Cartel de Gobierno de Veracruz, el todavía contralor fue citado a finales de junio por la PGR en la delegación de Veracruz, igual que el excontralor Iván López Fernández para comparecer.

La PGR fue hermética, y lo aprovecharon los señalados para escurrir su responsabilidad.

“No somos señalados de nada relacionado a los actos de corrupción, venimos en calidad de testigos”, fue su excusa.

Mentira tras mentira

El 25 de mayo pasado, cuando había estallado la crisis de las empresas fantasma, el titular de Sefiplan, Antonio Gómez Pelegrín y el Contralor, Ricardo García Guzmán, le dijeron a Ciro Gómez Leyva y Daniel Moreno, en una entrevista en Radio Fórmula, que en Veracruz no existían empresas fantasma, que ellos personalmente habían revisado el estatus de las que Animal Político dio cuenta y luego el SAT ratificó como inexistentes; los veracruzanos juraron que si cumplían cabalmente.

‎Una vista de condominios de lujo en Playa Hermosa
‎Una vista de condominios de lujo en Playa Hermosa

Frente a todas las pruebas, prefirieron denostar y amenazar a los reporteros de Animal Político, que habían puesto al desnudo, la forma de robar el dinero público.

García Guzmán se envalentonó en la entrevista, y sostuvo que mentía Animal Político, que no había elementos para sustentar las empresas fantasma, que todo estaba en orden, y tanto él como Gómez Pelegrín, dijeron que tenían el padrón de la gente que si recibió los productos que nunca se compraron, pero si se pagaron.

Como ya es público, SAT y PGR confirmaron que si hubo fraude, que no existe evidencia de entrega de recursos a ninguna gente, ni padrón de beneficiarios.

A pesar del cinismo y actuar fraudulento, el Contralor denunció a siete funcionarios que antes fueron sus cómplices en el mega saqueo, quiere evitar se juzgado por omisión, el delito conlleva pena de cárcel.

Gómez Pelegrín la mancuerna
de la complicidad criminal

García Guzmán fue jefe de Gómez Pelegrín en la Contraloría, al Contralor no lo mandaron porque era impresentable para el puesto, hasta el propio Duarte lo sabía, era mejor que juntos hicieran la mancuerna criminal, cada quien desde su cargo, como quedó demostrado.

Ambos indicaron que las 21 empresas “fantasma” si cumplieron a cabalidad los puntos; explicaron que en los casos de los contratos de las empresas fantasma, se tienen “perfectamente definido el padrón de beneficiarios”, y si no se entregó físicamente a los solicitantes, el gobierno del estado tiene la obligación de proteger los datos personales, por lo que no se pueden dar a terceras personas, sin embargo se pusieron a la vista de los solicitantes a través de los medios informáticos.

Otra vista de condominios de lujo Playa Hermosa
Otra vista de condominios de lujo Playa Hermosa

Su complicidad quedó demostrada porque confirmaron, que
todos los pagos se hicieron directamente en favor de las empresas por transferencias electrónicas, y a las cuentas que tenían debidamente acreditadas

Pero siempre negaron los padrones de beneficiarios porque, dijeron: “la ley los obliga a proteger los datos personales”.

Negocios en familia

La característica del sexenio de Duarte, acusado de delincuencia organizada, fue poner piezas claves en las diferentes secretarías, direcciones y contralorías, tanto la estatal como a nivel de cada dependencia para poder defraudar al erario público con obras inexistentes, o empresas fantasma y justificar cómo quedarse con el dinero de los veracruzanos.

Seguramente en próximas confirmaciones de las autoridades que investigan estos fraudes, y las revelaciones de los prestanombres fiscalistas, conoceremos más robos al dinero público.

Este “modus operandi” fue seguido al pie de la letra por colaboradores duartistas como García Guzmán.

En la obra pública, entre otra en la que se hacía en la Secretaría de Educación de Veracruz, que dirigía Adolfo Mota,  y ahora Xochitl Osorio, fue donde se fugaron grandes sumas de capital desde la oficina de Espacios Educativos.

Un botón de muestra es que para este año fiscal de 2016, en esa dependencia se aprobó un presupuesto de 451 millones de pesos para diferentes obras y a pesar de ser un monto enorme, las cotizaciones y proyectos se manejan entre los cuates, fraccionando la enorme cantidad en obritas para poder entregar los contratos a empresas de amigos, invitando sólo a tres en cada “concurso” o licitación como demuestran documentos oficiales, sin que haya licitaciones abiertas a todos los que quieran participar y cumplan los requisitos.

Los años anteriores también hubo presupuesto aprobado millonario, pero todas las escuelas están para llorar sin mantenimiento.

Ricardo García Guzmán contó con la complicidad de su hijo Rodrigo García Escalante, hoy flamante diputado al que le urgía el fuero para no ser detenido, luego de que a él le tocaba validar la inversión pública desde Sefiplan, con el puesto que tenía de Director General de Inversión Pública en esa secretaría, de la mano con Juan Manuel del Castillo que también despachaba en Sefiplan, y era el jefe directo de García Escalante y también se enriqueció al amparo del poder y lo mandaron como diputado local para gozar del fuero y hacer más difícil su detención.

La forma de operar bajo el esquema de delincuencia organizada, según la ley, es que existan cuando menos tres involucrados y haya un orden jerárquico entre ellos.

En Espacios Educativos Pedro Montalvo fungía como director –hoy es Natalia Callejas-, repartía las obras; en Sefiplan, Rodrigo García Escalante las validaba y en Contraloría su papá Ricardo García Guzmán las aprobaba.

Antes pasaban por un pequeño filtro en la Contraloría Interna de Espacios Educativos, que llevaba María Eugenia Gómez Romero, impuesta por García Guzmán para confirmar que no les “hicieran de chivo los tamales” y les brincaran las obras, sin que ellos se enteraran y las aprobaran.

María Eugenia ha mantenido una relación estrecha con García Guzmán desde la época en que fungía como Contralor con Miguel Alemán.

Según su curriculum, dice que en 2011 fue Contralora Interna de la Comisión de Agua y Saneamiento en el municipio de San Andrés Tuxtla; sitio por cierto donde García Guzmán tiene propiedades, luego vino como auditora al Orfis entre 2012 y 2013 y de ahí pasó Espacios Educativos donde despachó hasta este año que fue enviada a operar las cuentas en la Secretaría de Salud, donde hay millones de pesos desfalcados, que incluso ya propiciaron la salida de Alfredo Villegas y Ricardo Sandoval que están señalados dentro de las investigaciones por delincuencia y en las de la ASF porque tampoco cuadran los números.

Edificio de departamentos en Veracruz donde se asienta fiscalmente una constructora supervisada por Contraloría y que remodela escuelas para Espacios Educativos, pero que nadie conoce y el acceso es privado
Edificio de departamentos en Veracruz donde se asienta fiscalmente una constructora supervisada por Contraloría y que remodela escuelas para Espacios Educativos, pero que nadie conoce y el acceso es privado

El trabajo de García Guzmán con sus muchachos y muchachas es primero rascarle a las finanzas públicas y luego limpiar la casa sin dejar rastro, pero no lo supieron hacer bien, porque el SAT y la PGR va tras ellos.

Espacios Educativos: Feudo del Contralor

Sin embargo, en las “empresas fantasma” que fue el modo de operar para defraudar al estado, también hay constructores ligados a Espacios Educativos, y a pesar de tener contratos físicamente, hay duda de que existan las compañías, porque no se encuentran en los domicilios que dieron de alta para los contratos.

 

Otra empresa contratada es Constructora y Distribuidora Mazva S.A de C.V con el representante legal César Antonio Ortiz Morales y que también presenta dos direcciones fiscales que a la vista no tienen ninguna constructora y nadie da cuenta de que los conozcan en estas direcciones.

Domicilio Fiscal 1.- Xicotencatl No 816-5 Col Ricardo Flores Magón en Veracruz, Ver.

Domicilio Fiscal 2.- Uribe No 630 – 6 Col. Ricardo Flores Magón en Veracruz, Ver.

Noreste buscó sus empresas y no las encontró, son domicilios particulares y otros ni existen.

Mientras que a la Constructora y Distribuidora Mazva S.A de C.V le dieron contratos también para atender escuelas por parte de Espacios Educativos por más de 9 millones y medio de pesos.

Domicilio Fiscal de empresa constructora en Veracruz que nadie conoce
Domicilio Fiscal de empresa constructora en Veracruz que nadie conoce

Estos son sólo algunos poquititos contratos a los que Noreste tuvo acceso.

Un ejemplo de costos que a la vista parecen exagerados, son el presupuesto por pintar e impermeabilizar una secundaria en Chontla por 600 mil pesos; otro contrato parecido en una secundaria en Mexcaltetco, lo elevan a 1 millón de pesos.

departamentos-en-conjunto-albatros-en-boca-del-rio
Departamentos en Conjunto Albatros en Boca del Rio

Mientras que construir un techado en la Plaza Cívica mejor conocido como domo o techumbre, de una telesecundaria en Altotonga, lo cotizaron en casi un millón y medio de pesos.

Las áreas de Contraloría que verifican el costo y que se cumplan los contratos, estaba bajo las manos de Ricardo García Guzmán y su gente.

Nadie los conoce

En un recorrido realizado por el equipo de Noreste por las tres direcciones, de Xalapa y San Andrés Tlalnehuayocan, se pudo constatar que las constructoras que supuestamente ofertaron servicios a Gobierno del Estado no existen y en su lugar hay casas particulares.

Las casas que se encontraron en lugar de las empresas, todas pertenecen a particulares y ninguna tuvo antecedentes de ser empresas del ramo constructor; aunque se buscó a las personas que ahí vivían en dos casas no salieron los habitantes y los vecinos fueron los que dijeron que no había habido empresas por ahí.

En el caso de la de San Andrés, la señora que pidió omitir sus generales dado que se le preguntó si tenía que ver con esta constructora o conocía a personal de Gobierno del Estado, señaló desconocer el por qué su hogar aparecía en una lista de constructoras, pues ella tenía años de estar construyendo su vivienda y jamás fue otra cosa.

San Andrés
San Andrés

En el puerto de Veracruz, prácticamente en una zona céntrica y tradicional, tampoco nadie pudo dar fe de las dos constructoras que remodelan escuelas con costos inflados.

Protestas en la Contraloría, no pagan a supervisores

Una gran fraude de Contraloría fue cobrar el porcentaje de 3 y 5 al millar estipulado en los contratos de obra para la supervisión, ese dinero ya está incluido en el presupuesto, vale la pena mencionar que hablamos de más de 451 millones de pesos para este año, hay que considerar los años pasados.

Sin embargo, la Contraloría si lo cobra, contrató a empresas externas y derivaron en supervisores a los que no les pagan, y además lo pusieron a trabajar en otras actividades ajenas.

Por eso han realizado plantones varias decenas de empleados para exigir su pago.

Familia de Terratenientes

De acuerdo al registro público, García Guzmán, su esposa e hijos, han adquirido cuando menos 21 propiedades en diferentes partes del estado, desde casas para uso residencial, hasta grandes hectáreas en haciendas.

El Contralor tiene según el registro público, un condominio en Veracruz, una casa en Las Animas en Xalapa; otra propiedad en Orizaba; en Pánuco en el pleno centro, adquirió un solar urbano en San Andrés Tuxtla registra a su nombre dos más en Los Prados, donde por cierto trabajó su operadora María Eugenia Romero.

Casa Paseo de Las Ánimas en Xalapa
Casa Paseo de Las Ánimas en Xalapa

Además a nombre de su esposa Nora Irma Escalante Zapata, a quien no se le conoce actividad profesional, registra una casa en Veracruz; compra 2.5 hectáreas en Tantoyuca en la Ex Hacienda San Nicolás, en Pánuco adquiere otro predio de casi 600 metros cuadrados; en Boca del Río también se hace de una propiedad en una de las zonas de mayor crecimiento y vuelve a comprar en Lomas Residencial en la exclusiva zona del Conchal rumbo a Antón Lizardo, en Xalapa la señora registra tres propiedades en Las Ánimas que se convierte en sitio de residencia.

Su hijo Ricardo quien heredó la alcaldía y la diputación, también adquiere el gusto por despachar desde Xalapa, aunque la presidencia municipal se encuentre en Pánuco y registra propiedades en Las Ánimas, en Veracruz y en Boca del Río, lugar de moda de nuevos ricos en los condominios de Playa Hermosa y Albatros.

Actualmente despacha desde Monte Magno, una extensión de Las Ánimas en Xalapa, en una cómoda residencia donde permanentemente se encuentra una camioneta Pick Up con los logos del Ayuntamiento panuquense.

camioneta con los logos del Ayuntamiento panuquense
camioneta con los logos del Ayuntamiento panuquense
Vista de costado de casa Montemagno en Xalapa
Vista de costado de casa Montemagno en Xalapa

Los ediles desde que inició esta administración de cuatro años, que se renovará en 2018, denunciaron que no trabaja y hace los negocios desde tierras xalapeñas.

Pánuco es hoy una tierra de nadie, donde el crimen organizado es el amo y señor de todo, con secuestros, extorsiones y ejecuciones permanentes, sin empleo y en crisis no sólo de seguridad sino social y política, sin una autoridad que regrese la gobernabilidad al municipio.

Rodrigo Escalante que asumió la diputación local ahora a nombre del Partido Verde, como una institución política al servicio de quien compre sus candidaturas, posee en El Naranjo un predio de casi 8 mil metros cuadrados.

Y en Monte Magno también tiene su residencia actual, sigue los pasos de padre y hermano.

‎Casa del diputado actual de la familia
‎Casa del diputado actual de la familia

El recién estrenado diputado sin embargo, sólo ha tenido dos puestos públicos antes de ser legislador, subdirector de Planeación de Icatver y director de Inversión Pública de Sefiplan, aunque con esto es suficiente, porque de acuerdo a las investigaciones de las autoridades, es la Secretaría de Finanzas desde que Javier Duarte despachaba ahí antes de ser gobernador, el sitio donde se fraguan los mayores fraudes que ha tenido una administración pública en el México moderno, de la mano desde luego con el peor gobernador y mayor delincuente público en la historia nacional.

Además también tienen propiedades en la Ciudad de México.

Una flotilla particular

La familia se mueve en una flotilla de 23 vehículos a su disposición, la mayoría son de lujo, entre ellos:
siete Chevrolet, tipo Suburban, Yukón importada, Terrain y Akadia; dos de Jepp, y Dos BMW, por citar sólo algunos.

El Contralor miente compulsivamente, está demostrado con sus palabras, acciones y omisiones “en las empresas fantasma”

Casa Monte Magno Xalapa
Casa Monte Magno Xalapa

 

*Si en 2016 hay 451 millones para obra en escuelas, y los hubo los años anteriores, ¿Por qué están abandonadas y se quejan contratistas de falta de pago? ¿Entonces en donde está el dinero?

*En Espacios Educativos los concursos de obra son restringidos a tres invitados por la dependencia, no son abiertos

*El Contralor se reunió con el exsecretario Gabriel Deantes para ayudarlo a que no vaya a la cárcel.

*García Guzmán denunció a Arturo Bermúdez y Antonio Tarek Abdala en la Fiscalía General

Acostumbrado a la traición, la deslealtad y los negocios turbios al amparo del poder, Ricardo García Guzmán no quiere ir a  la cárcel, denuncia a sus cómplices, pero su pasado como traidor lo persigue.