El cinismo de la oposición y la corta memoria de los mexicanos

Panistas y perredistas, aprovechan la circunstancia de tensión social y descontento generalizado, para cosechar simpatías y colgarse medallas de defensores sociales

3 enero 2017
11:32 hrs
Demóstenes

México.- No recuerdo a quien escuche la expresión, “Me asusta lo corta que es la memoria de los mexicanos”, lo que si recuerdo es que me hizo mucho sentido y me hizo pensar en la enorme facilidad con la que elección tras elección, votamos por unos políticos y otros, que cambian de opinión, de postura y hasta de partido con la misma rapidez y facilidad con la que los diputados se otorgan  bonos.

Esta reflexión viene al caso una vez más ahora que Ricardo Anaya y la más selecta cúpula del panismo, se llena la boca de criticas e indignación por el aumento a la gasolina, pasando por alto que la reforma energética que da origen al presente fenómeno económico y social, no habría sido posible sin la entusiasta participación de su partido.

Muy similar es el caso del diputado perredista Rafael Hernández Soriano, quien está siempre presto a apuntar su indice de fuego contra los demás partidos y actores políticos, omitiendo siempre mencionar, el papel que el sol azteca ha jugado, para llevar al país a donde se encuentra ahora.

Es así como estos y otros panistas y perredistas, aprovechan la circunstancia de tensión social y descontento generalizado, para cosechar simpatías y colgarse medallas de defensores sociales, gracias su propia hipocresía y la brevísima memoria que tenemos los mexicanos.

La verdad sea dicha, PAN, PRD y PRI, comparten la responsabilidad del gasolinazo en la misma medida, ya que tanto la reforma energética, como la hacendaria, no habrían sido posibles sin la complicidad de los 3 partidos, apenas Movimiento ciudadano puede hacer señalamientos con algún nivel de dignidad, aunque lo cierto es que nunca ha contado con la solvencia política, que le hubiera permitido ser una fuerza de cambio en las reformas estructurales.