El horror de Duarte; van 26 ejecutados en los últimos cuatro días

Conforme avanza el último día del sexenio trágico, con mayor impunidad, violencia y corrupción, brotan más muertos y se pierden más millones del gobierno

La joven Génesis Urrutia fue sepultada en Jáltipan. Foto: Noreste.
10 octubre 2016 || 8:02 || Julio Fentanes
Compartir en redes

Poza Rica, Ver.- A escasas siete semanas y media de que Javier Duarte concluya el peor sexenio en la vida de Veracruz, los desfalcos al erario público y la violencia se mantienen imparables. La gota que derramó el vaso fue el asesinato de jóvenes universitarios a los que vinculaban con el crimen organizado aún antes que de los ejecutaran con esas características.

En los últimos cuatro días cuando menos hay 26 ejecutados en el estado, y hace menos de una semana, el Orfis entregó la cuenta pública del 2015, con casi 15 mil millones de pesos que no cuadran con las cuentas fiscales.

Aunque en Poza Rica, el Ejército redujo “algo” los índices violentos, una ejecución en pleno centro de la ciudad a la hora pico de las 7:30 de la noche, pone de manifiesto que se necesita más que soldados para desterrar la violencia.

Víctimas mortales arrojó pasada balacera en el centro de Poza Rica. Foto: Noreste.
Víctimas mortales arrojó pasada balacera en el centro de Poza Rica. Foto: Noreste.

En cuatro días, en el estado asesinaron a 26 personas, el jueves dos en Isla y dos en Poza Rica además de dos heridos; el viernes dos mujeres, una en San Andrés Tuxtla y otra en Huiloapan, uno en Cosamaloapan, uno más en Rafael Delgado; en Guitérrez Zamora caen tres en una cantina y 4 heridos y encuentran restos humanos en bolsas e identifican entre éstos a los 3 estudiantes levantados en el puerto veracruzano.

El sábado en Río Blanco cayó uno más, y dos embolsados en Emiliano Zapata, y uno en las vías del tren en Coatzacoalcos, una cabeza en Tecolutla con narcomensaje.

Este domingo 4 ejecutados en Uxpanapa, otra mujer en Hueyapan de Ocampo, uno más en Xalapa y en Boca del Río matan a taxista.

La arquidiócesis de Xalapa, en su mensaje dominical, advierte que Veracruz no está en paz y retoma al obispo de Papantla, que acusa que la situación de violencia se ha agravado a través de robos, extorsiones secuestros y asesinatos, “la búsqueda de poder y dinero ha generado corrupción e impunidad” y no se ven los resultados del trabajo de las autoridades.

“No hay paz donde se vive en condiciones infrahumanas, donde existen la miseria, donde los niños y los jóvenes no tienen espacios dignos para estudiar o donde mucha esperanzas se truncan por que no alcanzan un lugar para estudiar los jóvenes en los centros universitarios. No hay paz donde los servicios de salud no alcanzan”, dice el comunicado.

.