EL HUMO BLANCO DE WINCKLER

2 enero 2017
10:46 hrs
Columna

Por Gilberto Haaz Diez

 *La vida es una aventura con fecha de caducidad. Wislawa Szymboroska. Nobel de Literatura 1996. Camelot.

Lo que se suponía llegaría, llegó. Cuando el gobernador de 32 días, a día de hoy, anunció en plena campaña que al otro Fiscal, el llamado Fisculín Bravo Contreras, sus días estaban contados, nadie dudó de que así sería. Era una crónica de un nombramiento anunciado. El abogado Jorge Winckler Ortiz, jarocho y trovador de veras, aguardaba que saliera humo blanco en esa casa llamada Congreso de los Diputados, donde algunos duermen y otros trabajan. El Congreso es muy extraño. Un hombre se levanta para hablar y no dice nada. Nadie escucha, y luego todo el mundo discrepa. Senador Alexander Wiley, citando a un observador ruso (1947). Cuando llegó la propuesta, algunos cuchicheaban, otros asentían. Los panistas y perredistas listos para levantar el dedito. La votación fue de 38 votos a favor. Por los próximos 9 años, es decir, los dos de Miguel Angel y los seis de su hijo. El otro es de ñapa, por si viene el tercer Yunes (Fernando). Los Kennedy de Boca del Río. Los del PRI, privilegiando lo político a lo partidista, se sumaron a esta propuesta. Bien por ellos, hay que comenzar a sumar a Veracruz a los esfuerzos del bienestar común. Un rio caudaloso que se veía venir, apoyado por quien paga y manda en Veracruz. Así son los tiempos, se gobierna con los de uno. Con los de la confianza. Otra más que le sale a Miguel Angel Yunes, aunque el tiempo sea corto. Quizá expresa en términos beisboleros, aquella cita del presidente Harry S. Truman: En mi escritorio tengo un lema que dice: “La pelota se detiene aquí”. Así fue.

 LA NIÑA DE SEIS AÑOS

 Uno debe tener cuidado con los hijos pequeños. Va una historia leída en El País y The Wall Street Journal. Los teléfonos inteligentes suelen tener santo y seña, los IPhone y algunos otros deben poner una clave o la huella de un dedo, para que se abran. “Qué distinta era la Navidad para los niños cuando la tele era en blanco y negro: uno podía solo entregarse a la magia o como mucho, aventurarse en el armario de sus padres para conocer los regalos con antelación. Pero en la generación de los móviles (celulares), la historia tiene una lectura completamente diferente: los niños de hoy en día dejan a menudo la magia de lado porque saben que sus codiciados regalos están a solo un clic de distancia. Y un buen ejemplo de esto es lo que le ha sucedido a una madre mientras dormía: su hija la desplumó en Amazon mientras echaba la siesta en el sofá”. Al dormir una siesta tomó su mano y puso su dedo en el celular. Cuando los padres  comenzaron a recibir del portal Amazon, que todo lo vende, confirmaciones de compra, los padres pusieron el grito en el cielo, sospechaban de una clonación o un hackeo pero no, había sido la nena de seis años que compró en 13 pedidos de 250 dólares, asuntos del Pokemón y cosas de los niños. Los padres reclamaron a la empresa y devolvieron 4 de los 13 pedidos, los demás consideraron dárselo a la traviesa niña de Reyes Magos. Cuando la madre la reprendió, le dijo la inocente sumida en la tecnología moderna: “Estaba de compras mamá, y no te preocupes porque llegará todo a casa”. Ah que bellos seis años.

 CORREO DE CARLOS LARTIGUE

 Coincido con los que dicen que el que escribe lo hace para el mismo y yo agregaría que con la esperanza que a alguien le deje huella……esta columna es de esas, pues en tu escritura también nos transportas a cada uno en la infancia que vivió……en mi caso en el barrio de la Concordia y más exactamente en Oriente 4 # 98 casi esquina con Sur 17…..lugar que es y será el punto de arranque de mi vida en cuanto a recuerdos se refiere… Un gran abrazo y mis deseos de cabal salud, paz para Ti y tu familia…..y que un día escribas un libro de estampas de tu Tierra Blanca. Saludos / Regards, Carlos.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com