El peso mexicano sufre su mayor caída diaria en tres meses

Los analistas ven una conjunción de factores tras la caída: el desplome del petróleo, las últimas declaraciones de Trump sobre el TLCAN y hasta las elecciones francesas

Imagen ilustrativa
20 abril 2017
8:29 hrs
El País

México.- Más de tres meses de recuperación sostenida del peso han tocado este miércoles abruptamente a su fin. La moneda mexicana ha cerrado la jornada con una depreciación del 1,7% frente al dólar, su mayor caída en tres meses, lastrada por el aumento de posiciones especulativas en su contra. El abaratamiento del petróleo, una variable de la que la divisa del país norteamericano había conseguido desligarse en los últimos tiempos; la vuelta a la carga de Donald Trump contra México y hasta la incertidumbre por el resultado de las elecciones francesas del domingo han contribuido también al descenso diario del peso, el mayor desde el pasado 10 de enero.

“Se ha producido una conjunción de factores, pero quizá el que más haya pesado es la caída del petróleo”, apunta Juan Carlos Rodado, jefe de análisis de Natixis para América Latina. El barril de crudo Brent se ha dejado este miércoles un 3,4% por el incremento de los inventarios de gasolina en Estados Unidos. Esta severa corrección ha impactado negativamente a la mayoría de monedas emergentes. Rodado también subraya como factor explicativo el aumento de la incertidumbre en torno a la primera vuelta de las elecciones francesas del domingo, en la que hasta cuatro candidatos —entre ellos la nacionalpopulista Marine Le Pen y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, los que más preocupan a los inversores— tienen opciones de disputarse en segunda ronda la presidencia de la segunda economía de la eurozona. “Es algo similar a lo que sucedió con el Brexit: al ser una de las divisas más líquidas del mundo, la volatilidad le afecta más que a otras monedas”, añade el analista de Natixis. “Una segunda vuelta entre Le Pen y Mélenchon sería una muy maña noticia para el peso”.

Sin embargo, no todas las razones que explican la severa corrección de este miércoles son exógenas: la vuelta del presidente estadounidense, Donald Trump, al tono duro contra México en materia comercial —”vamos a hacer grandes cambios o vamos a librarnos del TLCAN de una vez por todas; no podemos seguir así, créanme”, dijo el martes— también han pesado en el ánimo del mercado.

“Muchos parecen haberse dado cuenta, repentinamente, de que el rally en las últimas semanas había llevado al peso a una cotización que está fuera de los niveles de equilibrio”, subraya Rodado, que ve un cambio objetivo de 19 unidades por dólar, frente a las 18,85 actuales.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, incide por su parte en el “incremento en las apuestas bajistas” contra la divisa mexicana después de que el tipo de cambio no lograse mantenerse por debajo de los 18,5 dólares de forma sostenida. “El mercado de futuros de Chicago ha mostrado un incremento de las posiciones especulativas durante las últimas tres semanas, indicando que la recuperación del peso observada desde enero pudo ser demasiado rápida”, asevera en su análisis diario. Sin embargo, Siller no cree que esta dinámica negativa vaya a extenderse mucho en el tiempo: “Es poco probable que el peso continúe perdiendo terreno de forma indefinida, pues existe poca información económica y eventos que respalden su depreciación”.