El retorno del PRI

16 febrero 2017
11:23 hrs
Filiberto Vargas Rodríguez

 

Prefacio.

Es como cuando la señora se asoma por un resquicio que deja la cortina, en espera de que se vaya el abonero. No tiene dinero para pagar la letra y ya se le acabaron los pretextos. “Venga mañana, que mi marido salió de viaje y no me dejó el dinero”. “Fíjese que no encuentro mi cartera y ahí traigo lo del abono, regrese más tarde por favor”. *** Clementina Guerrero pasó de cobradora a deudora en menos de lo que canta un gallo. Hace muy poco tiempo acompañaba a la rectora de la UV para reclamarle al Gobierno de Veracruz que cubriera los pasivos con la casa de estudios. Después se le ocurrió aceptar la invitación de Miguel Ángel Yunes para encabezar la Secretaría de Finanzas del Estado. *** Este miércoles dejó plantados a los alcaldes a los que se comprometió a recibir, no dio explicación alguna, sólo se escondió atrás de la cortina en espera de que los aboneros se aburrieran y terminaran por irse. *** Algo así le habrán hecho en aquellos tiempos en los que representaba a la UV, de algo así se habrá quejado. ¡Las vueltas que da la vida!

* * *

Algo fundamental para lograr el rescate del priismo en Veracruz, en opinión de la actual delegada nacional Lorena Martínez, es que acá no ha habido desbandada, que ha sido tan poco el tiempo entre una elección y la siguiente, que los grupos políticos que integran el partido tricolor no se han desintegrado. Han encontrado en la elección municipal de este año la posibilidad de revancha.

Y para hablar de derrotas dolorosas en el PRI, Lorena Martínez es la indicada. Fue candidata a la gubernatura por su natal Aguascalientes y perdió. Apenas 9 mil votos macaron la diferencia, y no está llorando por su tropiezo. Se dice convencida de que llegará a gobernar su estado y ya prepara su retorno el próximo año, en busca de un escaño en el Senado de la República.

La delegada destaca que, aunque el PRI veracruzano fue derrotado en la elección para gobernador, cayó en una contienda muy cerrada. Hay cerca de un millón de votos que representan a un importante sector de los ciudadanos que le apostaron a la propuesta tricolor. La tarea hoy es por lo menos sostener esa cifra, o acrecentarla, y eso se logra con la presentación de buenas propuestas para las 212 alcaldías y con la construcción de acuerdos entre los grupos que integran al partido, para que todos caminen en el mismo sentido.

Suena fácil, hasta reiterativo, pero Lorena Martínez asegura que ha encontrado muy buena disposición.

Llama la atención sobre los avances logrados desde su llegada a Veracruz: “Ya tenemos una dirigencia estatal, pues cuando yo llegué Amadeo Flores ya había presentado su renuncia y estaba en espera de que se la aceptaran; de hecho ya ni se presentaba al Partido. Ya resolvimos el acuerdo de la alianza con el Partido Verde y coincidimos en que no era el mejor momento para que nos sumáramos con Nueva Alianza. En el momento en que se registren nuestras fórmulas a las alcaldías, mi labor en Veracruz habrá concluido”.

Destaca las ventajas de conformar las planillas municipales sin la injerencia de una voluntad poderosa como la de un gobernador del mismo partido: “Ahora nos sentamos con los aspirantes de cada municipio y los invitamos a buscar acuerdos entre ellos, les pasamos la pelota a su cancha. Si quieren que el PRI logre la victoria, el primer paso es que busquen consensos. Al principio se muestran sorprendidos, hasta recelosos, pero una vez que entienden que está en ellos la decisión, muy pronto empiezan a dialogar y la labor se facilita”.

Un elemento fundamental en esta tarea es, además, que ningún grupo político se sienta relegado.

 

“En nuestras reuniones de análisis y toma de decisiones, lo mismo participan representantes de los senadores (Pepe Yunes y Héctor Yunes) que del propio Fidel Herrera, y de los sectores y organizaciones del partido. Todas las voces son escuchadas, todos son tomados en cuenta”.

 

A pesar del buen ánimo que ha encontrado, tampoco se pone metas alejadas de la realidad. Entiende que lo sucedido después del 5 de junio (un gobernador emanado del PRI con orden de aprehensión y que se dio a la fuga, además de múltiples denuncias contra priistas que fueron servidores públicos) tendrá un impacto negativo, más aún después del “gasolinazo” que a nivel nacional le ha pegado a los priistas. Calcula que alcanzar poco más de 70 alcaldías será positivo, pero advierte que lo más importante es mantener una base sólida de votos que le permitan al PRI de Veracruz competir en el 2018.

Lorena Martínez fue presidenta municipal de Aguascalientes, presidenta del PRI en ese estado, candidata a gobernadora, dirigente nacional del Onmpri, diputada federal en dos ocasiones y Procuradora Federal del Consumidor.

El dirigente nacional del PRI le había ofrecido que se hiciera cargo del partido en la Ciudad de México “pero allá no hay nada, no hay elecciones, todo está muerto. Yo fui quien le pidió a Enrique Ochoa que me enviara a Veracruz”.

La reconstrucción del priismo veracruzano está en proceso, con la ventaja –en opinión de Lorena Martínez- de que no quedó tan derruido el partido después de la derrota del 2016.

Muy pronto sabremos si sus cálculos eran los correctos.

* * *

Epílogo.

¡Cuidado! La grosería que Clementina Guerrero les hizo a los alcaldes podría tener consecuencias. Por lo pronto diputados de oposición coinciden en que la postura de la funcionaria estatal entorpecerá las pláticas sobre la aprobación de la propuesta de Yunes Linares para renegociar la deuda. ¿No habría sido más sencillo presentarse, darles la cara a los alcaldes y explicarles que las fechas de pago dependían de los términos de la renegociación de los pasivos estatales? *** El Gobernador Miguel Ángel Yunes se siente algo así como una fusión de Santa Claus y los Reyes Magos. Con los bienes que presume haber recuperado de los socios y amigos de Javier Duarte hace lo que a él se le ocurra. Ya prometió utilizarlos para mejorar la infraestructura hospitalaria de la entidad, ya ofreció mejorar escuelas y ahora le prometió a la Cruz Roja que una parte de lo “recuperado” será para esa institución. Una rápida revisión a la Constitución local permite advertir que el Artículo 33, el que establece las atribuciones del Congreso local, menciona en su apartado XXXII la de “autorizar al Ejecutivo del Estado a enajenar, a título oneroso o gratuito, o a conceder el uso y disfrute de bienes de propiedad estatal, en los términos que fije la ley”. No, aunque él lo quiera así, Yunes Linares debe entender que el Gobernador no se manda solo. *** Por cierto: Este miércoles estuvo en Xalapa la dirigente nacional de la CNOP, Cristina Díaz Salazar, acompañando a su representante en la entidad Érika Ayala Ríos, en una reunión con delegados distritales de ese sector. En el evento, el dirigente estatal del tricolor, Renato Alarcón Guevara, dijo que los priistas de Veracruz tienen hoy la responsabilidad de construir la unidad que necesitan para tomar un nuevo rumbo que les permita volver a representar las mejores causas de la sociedad, “porque los ciudadanos nos lo exigen”.

 

filivargas@gmail.com