El silencio de la ‘fidelidad’

15 enero 2017
20:26 hrs

La insoslayable brevedad

Por Javier Roldán Dávila

Los ‘peces gordos’ no mueren por la boca, sino, por las auditorías

Durante los sexenios de los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, mantuvo una fuerte presencia mediática al señalar los gazapos y transas de ambas administraciones.

El choleño no tuvo empacho en ‘fajarse’ contra sus adversarios políticos desde una posición desventajosa, se ‘subió al ring’ para tirar y recibir ‘metralla’.

Por lo anterior, llama la atención que Yunes Linares sólo tenga la oposición declarativa de Morena, ya sea por los actores locales o por el patrón de estos, el señor López Obrador.

Entendemos que Duarte anda prófugo, sin embargo, es extraño que otros mencionados en las acusaciones del gobernador en funciones guarden pasmoso silencio y, tácitamente, con ello validen los señalamientos en su contra.

En términos objetivos, Fidel y sus alumnos ‘ni se ven ni se oyen’, han cedido los reflectores a su ‘villano favorito’ y con ello legitiman todas las afirmaciones de su proverbial oponente.

¿Miedo? ¿precaución? ¿falta de argumentos?, a saber, lo único cierto es que percepción mata realidad y en este caso, lo que todo mundo capta, es que los fidelistas se quedan callados…sobra recordar el refrán.

Veremos si el próximo dirigente del PRI en Veracruz asume una estrategia de confrontación o si de plano, considera que los dos ex gobernadores mencionados son indefendibles.