El trabajo legislativo, para mejorar el entorno y calidad de vida de los mexicanos: Pepe

La estabilidad “nunca puede estar en riesgo”, sentenció

Pepe Yunes
27 septiembre 2016 || 21:30 || Comunicado
Compartir en redes

Ciudad de México.- El senador de la República, Pepe Yunes Zorrilla, aseveró que ningún esfuerzo legislativo tiene sentido si no busca trabajar para México y mejorar el entorno y la calidad de vida de los mexicanos.

Al fijar ante el Pleno del Senado el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PRI durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, para la glosa del Cuarto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, Pepe Yunes manifestó que la mejor forma de incidir en la calidad de vida de la gente es combatiendo exitosamente los males asociados a la pobreza, a través de acciones que generen crecimiento económico, empleos bien remunerados, estabilidad económica y baja inflación.

“Con esa responsabilidad se ha conducido el Grupo Parlamentario del PRI hasta el día de hoy, pensando en México y en su gente. Las senadoras y los senadores del PRI reconocemos el compromiso asumido por el Presidente de México para proponer los cambios legales y detonar las transformaciones institucionales que fomenten el crecimiento y la estabilidad del país”, subrayó el Senador por Veracruz.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado destacó que gracias a la instrumentación de las reformas estructurales, México ha experimentado un fortalecimiento indiscutible a pesar de las condiciones adversas por las que atraviesa la economía a nivel internacional.

“En promedio, el crecimiento de la economía mexicana fue tres veces y medio mayor que el registrado en América Latina y por primera vez en mucho tiempo, el motor del crecimiento económico nacional se encuentra en el dinamismo del mercado interno, el cual se ha visto impulsado a partir de la creación de más de dos millones 100 mil empleos formales, una inflación que se encuentra en sus mínimos históricos, usuarios que perciben beneficios del sector telecomunicaciones y trabajadores que han percibido mejores salarios, lo que significa un aumento en este rubro desde 2001”, detalló.

Asimismo, enfatizó que impactar positivamente el consumo de la población es una manera de incidir en el mejoramiento de sus condiciones de vida, y en ese sentido, señaló que en el país el consumo privado creció 3.6 por ciento, de acuerdo con su más reciente medición.

Pepe Yunes admitió que las finanzas nacionales enfrentan condiciones adversas que las someten a situaciones económicas de mucha presión, entre otras cosas, porque los ingresos públicos han experimentado un drástico decremento como consecuencia de la caída de los precios y de la plataforma de producción del petróleo y otros hidrocarburos, lo cual ha sido posible sortear gracias a la reforma hacendaria y el crecimiento de los ingresos tributarios, que pasaron de ocupar un 8.4 por ciento del Producto Interno Bruto al 13 por ciento actual.

El Senador por el estado de Veracruz afirmó que ante los escenarios de incertidumbre y volatilidad de los mercados, la desaceleración económica mundial y la caída de los precios de referencia internacional, se requieren actitudes comprometidas. “El Senado de la República sabrá estar a la altura de este momento histórico y sabrá generar los acuerdos que generen confianza y estabilidad en el país”.

Mencionó que la bancada priista en el Senado reconoce los aciertos contenidos en la propuesta de paquete económico 2017, por lo cual la respaldarán durante el proceso legislativo. “Es una propuesta que en el rigor presupuestal, en el recorte del gasto público, en la prudencia para acceder al financiamiento, en el control del nivel de deuda pública y en la no creación y modificación de impuestos, refleja responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas y previsión ante el incierto entorno internacional y la caída de los ingresos públicos”.

Es responsable –puntualizó Pepe Yunes- la propuesta de disminución de deuda y el superávit primario de cuatro por ciento del PIB durante 2017 que se incluye en el paquete económico, pues representa una definición de política económica para preservar la estabilidad, “que nunca puede estar en riesgo”.