¿Emergencia financiera?

11 enero 2017 || 22:25 ||
Compartir en redes

Punto de Vista

* ¿Emergencia financiera?

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

En la sesión del pasado martes en la Legislatura local, el Pleno aprobó un acuerdo para exhortar al Ejecutivo estatal a que remita mensualmente información de todo el personal que ha sido despedido, sus nombres, puestos, salarios, prestaciones, antigüedad y que se especifique a los que presentaron su renuncia y los que fueron cesados, y las causas de cada despido. El informe debe incluir el monto de indemnización y la valoración y costo financiero de aquellos casos en donde no hubo arreglo y se presume habrá de iniciarse un juicio laboral. La propuesta fue presentada por el coordinador del llamado “grupo mixto”, Fernando Kuri, y es un buen principio para conocer los alcances del ajuste en la nómina estatal.

* * *

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tuvo a bien responder al cuestionamiento planteado en este mismo espacio (¿Y el helicóptero apá?). Confirmó la peor de las tesis plasmadas aquí: “Sería una locura suponer que en momentos tan críticos en materia financiera el gobernador esté gastando el escaso dinero de los veracruzanos en rentar naves aéreas cuando se tienen las propias”.

Durante una conferencia de prensa a la que convocó para tratar el tema de la búsqueda de Javier Duarte y la incautación de sus bienes y de sus presuntos cómplices, interrogado por los reporteros, Yunes Linares lo admitió:

“Era indispensable tener un aparato que estuviera sobrevolando la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. Utilicé un helicóptero rentado para supervisar lo ocurrido durante los saqueos”.

Sobre las aeronaves del gobierno estatal dijo que todas (acaso se salve una que está realizando operativos contra el crimen organizado en Poza Rica) están “en condiciones deplorables”.

Quizá el mandatario estatal debió explicar con más detalle las condiciones de las aeronaves. Hasta el último día de la fugaz administración de Flavino Ríos, los helicópteros del gobierno estatal estuvieron volando.

Está claro que las leyes de aeronáutica son muy estricta en cuanto al estado físico que debe observar cualquier nave aérea que vuele por territorio nacional, por lo que sería interesante saber en qué momento los helicópteros del gobierno de Veracruz fueron considerados “no aptos para volar”.

El propio Yunes Linares anunció que entre los bienes que él mismo había recuperado para Veracruz, se contaban un avión y un helicóptero. ¿Estaban estos en estado de abandono?

El gobernador de Veracruz explicó que se contrataron “algunas horas” de vuelo durante los días 4, 5 y 6 de enero “para que lo utilizara la policía, para que lo utilizaran los cuerpos de seguridad, fundamentalmente en Xalapa y la zona conurbada”.

Resulta que una hora de vuelo en un helicóptero de características similares al utilizado por Yunes Linares en su heroico intento por detener las hordas de saqueadores tiene un costo que oscila entre los 2 mil 500 y 3 mil dólares, lo que significa hasta 66 mil pesos.

Cubrir la distancia entre Xalapa y Veracruz requiere de al menos 20 minutos, por lo que sólo el vuelo redondo requeriría de 40 minutos.

¿Cuánto tiempo se ocupó en los sobrevuelos?

¿Cuántas aeronaves fueron alquiladas?

¿Cuál fue el mecanismo de contratación?

¿Se hizo de forma directa, se concursó o se compararon diversas tarifas?

¿Cuánto tiempo más se seguirán alquilando naves aéreas?

¿Iniciaron ya el procedimiento para la enajenación del parque aéreo del gobierno?

¿Tienen un dictamen de las condiciones en las que se encuentra cada una de las aeronaves y el costo de su reparación?

En junio del año pasado, días después de que se conociera el triunfo de Miguel Ángel Yunes Linares, el entonces gobernador Javier Duarte gestionó en el Congreso local la donación de dos helicópteros a la Fiscalía General del Estado, un Bell modelo XE-3Z y un Eurocopter modelo AS36.

¿Siguen esas naves en posesión de la Fiscalía?

¿No habría sido más económico solicitar el apoyo a la Fiscalía, antes que rentar helicópteros particulares?

Busco por todos lados los esfuerzos de la actual administración por reducir sus gastos de operación y no los encuentro. Quizá lo están haciendo, pero no lo han sabido informar.

Ojalá que ese sea el problema.

* * *

Epílogo.

Ya en este mismo espacio se había advertido que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares está abriendo demasiados frentes en los pocos días que lleva al frente de la administración estatal. Uno de ellos es especialmente delicado: Su confrontación con los representantes en Veracruz de Morena. El dirigente nacional de ese partido, Andrés Manuel López Obrador, realizará estos días una gira por el norte de la entidad y con seguridad llegará cargado de dardos que tendrán como objetivo la figura del gobernador de Veracruz. *** Si alguna dosis de verdad tiene el reporte del Consejo Nacional de Seguridad en su investigación del origen de los actos de vandalismo, Yunes Linares debería preocuparse. La investigación revela que los principales instigadores a través de las redes sociales fueron miembros de Morena. No vaya a ser que decidan enfilar sus cañones, de forma particular, contra Veracruz. *** Ya de plano suena a “sospechosismo”, pero hay quienes aseguran que el inusitado interés del gobernador de Veracruz por invertir en materia de Salud, tiene que ver con la urgencia de incorporar al padrón de proveedores y contratistas, a las empresas con las que hizo negocios durante su estancia en el ISSSTE. ¡Cuánta insidia!

 

filivargas@gmail.com