Empresas fantasma…responsables fantasma

23 enero 2017
20:00 hrs

*Esta es opinión personal del columnista

Empresas fantasma…responsables fantasma

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

El tintineo de las monedas es lo que los hace materializarse

Un fenómeno propio de una seudo clase política, es aquel que cuando ante los resultados de un mal gobierno, nadie es responsable de lo ocurrido, todo mundo se dice ‘sorprendido’.

El caso de la administración de Javier Duarte es un ejemplo monumental.

Sobre el tema de las medicinas, clonadas, falsas, ‘patito’ pues, diversos funcionarios han buscado desmarcarse en una graciosa huida. Los dos primeros ex secretarios de Salud del duartismo afirman haber reportado la irregularidad, uno de ello va más lejos y dice que interpuso muchas denuncias. Del último ni sus luces.

En el mismo tenor, uno de los ex contralores generales, comentó en entrevista radiofónica, que había informado a Duarte del entuerto, pero que este ‘solo se puso rojo’ y ordenó se siguieran comprando las medicinas a la empresa de siempre.

En lo que corresponde a la actuación de Duarte en general, el ex gobernador interino Flavino Ríos, se salió por la tangente al decir: “Era mi amigo, pero me engañó a mí y a todos”. Sobra apuntar que Flavino fue empleado del prófugo varios años.

Si a algunos de los diputados federales del PRI, se les pregunta sobre las mentadas empresas fantasma, histéricos juran no tener nada que ver, aunque esté documentado que durante sus gestiones como funcionarios estatales se hicieron pagos a las fantasmagóricas corporaciones.

Lo curioso es que ahora que el barco fantasma zozobra, todos saltan por la picota al grito de: los de adelante nadan mucho, los de atrás se quedarán.

Mataron a la ‘gallina de los huevos de oro’ y los tricolores políticos ‘huevudos’ emigraron, al menos de Veracruz.