En diciembre inicia construcción de tren de carga para nuevo aeropuerto

Foto: Agencia NTX
14 noviembre 2016
17:16 hrs
Agencia NTX

México.- La construcción de las vías del tren para transportar escombros y carga para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) comenzará el próximo 19 de diciembre, con el objetivo de que inicie operaciones el 1 de abril de 2017, resaltó el director de Ferrocarril y Terminal del Valle de México (Ferrovalle), Erich Wetzel Storsberg.

Señaló que la obra, que tendrá un costo de 850 millones de pesos, tuvo un retraso de dos meses por temas políticos, pero la infraestructura se estará edificando en un tiempo record.

El directivo explicó que el retraso obedeció a las negociaciones que llevaron a cabo las autoridades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) con el ejido Santa Isabel Ixtapan, debido a que existían ciertos adeudos por parte del gobierno federal.

“Todo esto nos atrasó y en lugar de octubre nos vamos a diciembre, vamos a construir en un tiempo record. Ya está todo solucionado y vamos para adelante”, afirmó en entrevista.

Wetzel Storsberg precisó que dicha vía permitirá reducir el uso de camiones para el traslado del material, y hacerlo más eficiente a través de un sistema multimodal.

Detalló que los accionistas proporcionaron los recursos por 850 millones de pesos, que incluye la compra de derechos de vía y la edificación del paso a desnivel para librar la carretera Lechería-Texcoco.

El director de Ferrovalle comentó que será el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) el dueño de esa vía, y que en cuanto entre en servicio la nueva terminal podría ser utilizada para el movimiento de carga hacia la terminal que se construirá para dicha materia.

“Sé que se está planeando un desarrollo agrícola y el tren puede ayudar para traer fertilizantes, sacar cosechas y la utilización de la vía será muy importante”, anotó.

Erich Wetzel comentó que ante la disminución de los plazos para la contratación de equipos (maquinaria) que serán utilizados, será a través de una adjudicación directa y no una licitación, por lo que, se construirá un grupo colegiado entre Ferromex, Ferrosur, Kansas City Southern México, la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) y Ferrovalle.

Detalló que serán seis locomotoras que correrán el mismo número de ciclos para poder mover 97 mil 200 toneladas diarias, aunque existirán días en que el movimiento sea de 200 mil toneladas, es decir, cuando se esté edificando la terminal, torre de control y pistas.

“Con el ferrocarril queremos abarcar el 50 por ciento de esas necesidades”. El total de material que se requieren para construir el nuevo aeropuerto es de 60 millones de metros cúbicos, es decir, “mover el Iztaccihuatl de donde está y ponerlo en esta zona”, ejemplificó.

El tiempo de tránsito serán de 90 minutos desde los centros de acopio a la entrega de materiales, más los tiempos de descarga y carga.

Expuso que esta vía tendrá nueve kilómetros de conexión que comenzarán en la Línea S de Ferrovalle hasta Teotihuacán, para después bajar paralela a la autopista, entrar por el ejido Santa Isabel Ixtapan, entre otros puntos, y llegar a los terrenos del nuevo aeropuerto.

Serán siete kilómetros en paralelo a la autopista Pirámides- Ecatepec, un crece en la carretera Lechería Texcoco, uno más con el canal San Juan Teotihuacán, seis cruces a nivel, 8.6 kilómetros de patio para descarga, tres vías en el patio, seis sistemas de descarga y centros de acopio para materiales, entre otros.