En Noruega, la ley permite que niños puedan cambiar de sexo

Sin importar el género asignado al nacer, los menores pueden decidir sobre su sexualidad, y sobre todo su identificación de género

Foto: Enpareja
28 septiembre 2016
16:28 hrs
Enpareja.com

Noruega se ha convertido en el quinto país que permite a los adultos cambiar legalmente de género sin el consentimiento ni la intervención de un médico. Argentina, Irlanda y Dinamarca tienen leyes similares.

Noruega y Malta, a diferencia de los países anteriores, son los únicos que incluyen a los niños en esa ley, es decir, con el consentimiento de los padres también los niños pueden tomar la decisión de cambiar de género.

El proceso en Noruega es cada vez más sencillo, ya no es necesario asesoramiento psicológico ni operación alguna y desde que entró en efecto la ley se recibieron unas 250 solicitudes de cambio de género, la mayoría de adultos.

Anna Thulin-Myge tiene 10 años y un pasaporte con foto en la cual luce como cualquier niña noruega, con un largo cabello rubio sostenido por un broche. Su nombre de pila es Anna, pero en el casillero del sexo hay una “H”.

“Eso quiere decir hombre”, señala Anna. “Pero en pocas semanas voy a tener un nuevo pasaporte que dirá ‘M’, de mujer”.

“Cuando era pequeña me gustaba ponerme ropa de mujer“, dice Anna. “Y jugar con muñecas. Yo creo que siempre fui una niña”.

“Anna tenía dos identidades separadas”, dice la madre. “Le tomó mucho tiempo recuperar la confianza”.

“He conocido mucha gente joven que me dice que la nueva ley ha cambiado su vida. Varios vienen de un rincón muy oscuro”, dijo el ministro de salud Bent Hoie, militante del Partido Conservador y quien impulsó la ley.

Anna dice que lo tiene todo muy pensado y que comenzará a tomar hormonas que demorarán su pubertad hasta tener edad suficiente para someterse a una operación de cambio de género.

“No extraño para nada a Adrián“, asegura. “Siempre quise ser Anna y ahora que lo soy, no quiero volver a ser un muchacho”, finalizó contenta la pequeña.