En peligro de desaparecer “changarros” en Orizaba

Foto: Web.
16 diciembre 2016 || 9:44 || Emilio González Gómez
Compartir en redes

Orizaba, Ver.- Los pequeños negocios conocidos como “changarros”, se encuentran en peligro de desaparecer debido a la reforma hacendaria aprobada por el Congreso de la Unión, expresaron propietarios de tienditas del valle de Orizaba.

“La nueva normatividad fiscal es más complicada, no sólo porque cambian de Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) al de Incorporación Fiscal (RIF)”, dijo el asesor fiscal Ignacio Gómez Sandoval.

A partir de ahora, añadió, este tipo de contribuyentes estarán obligados no sólo a pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), también tendrán que contratar un contador, cuyos honorarios fluctúan entre los 300 y 500 pesos, porque tienen que llevar registro contable de todas sus operaciones, de sus compras, ventas e inversiones.

Además, destacó, tendrán que facturar todas sus ventas, aunque el cliente no solicite este documento fiscal y la facturación puede ser aún en papel, pero con Código de Barras Bidimensional.

“Pese a que existe el beneficio fiscal del descuento de 100 por ciento en el pago de ISR en su primer año de operación, no deben olvidar presentar su declaración bimestral”, abundó.

Y si a dicha carga fiscal le sumamos los gastos ordinarios que tienen estos micro negocios, como el pago de luz y agua, predial, entre otras obligaciones, además, de los incrementos de productos y servicios que se han aplicado este año, este sector de la economía local estará en vías de extinción.

Resumió que la reforma fiscal es eminentemente recaudatoria, no es una reforma de simplificación administrativa como muchos pensaban, ni tampoco es una reforma que esté alentando el crecimiento ni la creación de empleos.