Entrenador del Barcelona no da la eliminatoria por perdida pese al 4-0 en París

El entrenador lamentó la ocasión fallada por el portugués André Gomes en un mano a mano frente al portero parisino que podría haber supuesto el empate a un gol a la media hora del partido

Foto: Agencia AFP
14 febrero 2017 || 17:15 || Agencia AFP
Compartir en redes

Pese a haber perdido 4-0 este martes en París ante el PSG, el entrenador del Barcelona Luis Enrique Martínez aseguró en conferencia de prensa que no da la eliminatoria por perdida.

Preguntado por la posibilidad de pensar en una remontada milagrosa, el técnico asturiano contestó: “No es el mejor momento, pero a medida que asimilemos lo que ha pasado seguro que veremos más opciones. Hay que aferrarse a ello”.

“No es difícil de explicar. El rival ha sido superior desde el inicio. Nos ha superado en la presión, ha sido mejor con y sin balón. Hemos sido claramente inferiores”, analizó Luis Enrique, que calificó como “noche nefasta” el partido y se responsabilizó por la derrota.

“Tenemos jugadores que se acaban de recuperar, pero en las derrotas no me gusta individualizar. Hay confianza plena en los jugadores. Acepto mi responsabilidad”, dijo.

Luis Enrique aseguró no estar sorprendido por el nivel mostrado por el equipo francés: “Los jugadores ya saben lo que es la Champions. Sabían que nos iban a presionar. Hemos perdido los duelos y el PSG ha dado su mejor versión y ha coincidido con nuestra versión más pobre. Queda la mitad de la eliminatoria y no pierdo la esperanza de la machada. Por que no vamos a soñar”.

El entrenador lamentó la ocasión fallada por el portugués André Gomes en un mano a mano frente al portero parisino que podría haber supuesto el empate a un gol a la media hora del partido y que podría haber cambiado la eliminatoria.

“Pero luego el PSG no ha desarbolado. En el descanso nos hemos querido meter en la eliminatoria, pero rápidamente han llegado el tercero y el cuarto”, admitió Luis Enrique, que volvió a demostrar su animadversión hacia los periodistas ante algunas preguntas que no le gustaron de los informadores.