Estrategia en el Congreso

20 enero 2017 || 11:26 || Columna
Compartir en redes

Por Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

Y valiente, como suele ser, el nuevo Fiscal General se paró ante los reporteros y soltó el reto: “Hay quien dice que tiene 400 denuncias, yo quiero que me traiga las denuncias, dónde las presentó; los temas se archivaron de manera administrativa y no llegaron. Invitaría al ex secretario que traiga sus acuses porque aquí no están”. *** Y que le responde Juan Antonio Nemi Dib (aquel que se ganara el mote de “Doctor Simi” cuando asumió la titularidad de la Secretaría de Salud). Presentó una relación detallada de cada una de las denuncias presentadas y no sólo eso, sino los oficios con sello de recibido de las agencias del Ministerio Público. *** Jorge Winkler no es tonto, ni mucho menos. Antes de soltar su bravata con seguridad ordenó que buscaran las denuncias de las que hablaba Nemi Dib. Tal vez le mintieron. Lo cierto es que con documentos en la mano, ese ex secretario le calló la boca.

* * *

Y Morena se dobló.

¿No eran acaso los panistas los que denunciaban el “maridaje” entre los diputados locales del PRI y los de Andrés Manuel?

Pues hoy Amado Cruz Malpica, coordinador de los diputados de Morena, demostró que su bancada navega por la ruta que más le convenga, sin respetar los acuerdos, sin considerar los argumentos jurídicos.

Este jueves se dio uno de los ejercicios democráticos más interesantes en lo que va de la Legislatura número 64. Frente al intento del gobernador de imponer (a pesar de estar fuera de tiempo y de incumplir lo que marcan las leyes) la reducción de regidurías en cerca de cien municipios, los coordinadores de los grupos legislativos del PRI, Juntos por Veracruz y Morena consiguieron en la Junta de Trabajos Legislativos que el tema no fuera incluido en la orden del día.

Sin embargo, lo que no se esperaban es que el mandatario estatal intentara agendarla por la fuerza.

Cuando se votaba en el Pleno la propuesta de incorporar dicho tema, ante el inminente rechazo de la mayoría de los diputados, el legislador independiente Sebastián Reyes Arellano, con megáfono en una mano y una cadena en la otra, tomó por asalto la tribuna legislativa y se encadenó a ella, para exigir la inclusión de la propuesta del gobernador.

Los diputados del PRI, del grupo mixto y de Morena se vieron sorprendidos. Ese no había sido el acuerdo en la reunión previa a la sesión. Les quedaba claro, ahora sí, porqué había estado en Palacio Legislativo, el pasado lunes, hasta altas horas de la noche, Sebastián Reyes Arellano: Lo habían comprado.

Con su desplante, el diputado independiente (quien llegó al Congreso gracias a que se ganó en una rifa la posición plurinominal por Morena, y que una vez que rindió protesta se desligó del partido que le otorgó dicho cargo) logró que el tema fuera incluido en la agenda del día.

“Si la quieren someter a votación van a perder”, razonaban los legisladores que se oponían a dicha propuesta. Necesitaban el voto favorable de dos tercios del Congreso y si PRI, Juntos por Veracruz y Morena votaban en contra, la propuesta sería desechada.

De pronto se encendieron los focos de alerta. Amado Cruz les avisaba que la bancada del partido de Andrés Manuel ¡iba a votar a favor de la propuesta de Yunes Linares! Eso cambiaba toda la estrategia. Con los votos de Morena, del PAN y del PRD, sí se juntaban los dos tercios.

Se dieron nuevas negociaciones, nuevos amagos para reventar la sesión, hasta que alcanzaron otro acuerdo. Volvían a la postura inicial: La propuesta se retiraba de la orden del día con el compromiso de revisarla más a fondo en comisiones y volverla a subir la próxima semana.

Sebastián Reyes ya no protestó, recibió instrucciones de los panistas de guardar su cadena y su megáfono para otra ocasión. Él ya había hecho su chamba. Ya se había ganado su embute.

Estos son otros tiempos. El gobernador no puede disponer a su gusto de la voluntad de los diputados.

Ojalá lo haya entendido.

* * *

Epílogo.

Por cierto, llamó la atención la ausencia del coordinador de la bancada del PAN y Presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio Hernández, justo en una sesión en la que se tendrían que negociar temas tan delicados. Esa tarea por parte de los azules le tocó a Maryjose Gamboa, quien se abrió al diálogo y a la búsqueda de consensos. Bien. *** Otro tema que se logró sacar adelante a pesar de la resistencia del Ejecutivo, fue el llamado a la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) Clementina Guerrero, a fin que explique porqué se negó a atender a los presidentes municipales que la buscaron el pasado 17 de enero y que informe sobre los pagos pendientes a los ayuntamientos. La propuesta fue presentada por el diputado Ernesto Cuevas Hernández, del grupo Juntos por Veracruz. El argumento de mayor peso para que el punto de acuerdo fuera aprobado, fue que el propio Gobernador se ha mostrado accesible para dialogar con los alcaldes, mientras que su subalterna se niega a atenderlos. *** Ya está en México Diego Cruz, señalado de formar parte de una banda de “juniors” que habría abusado sexualmente de una joven en el puerto de Veracruz, en el caso conocido como el de “Los Porky de Costa de Oro”. Diego Cruz se había escondido en España, donde fue localizado, capturado y extraditado a México. *** Ya estaban en el desahogo de los puntos enlistados en la orden del día, en el Congreso local, cuando el diputado independiente Sebastián Reyes aprovechó su turno en la tribuna para denunciar que mientras permanecía encadenado a ese sitio, algún vivo sustrajo su teléfono celular, que había dejado en su curul. Sólo invitó a quien lo tuviera que se lo devolviera, no reclamó con mucha energía. La opinión de los presentes es que su “numerito” le habrá dado para adquirir no uno, sino muchos teléfonos nuevos. ¿Será?

 

filivargas@gmail.com

Zona de los archivos adjuntos