Estrategia

18 octubre 2016 || 11:51 ||
Compartir en redes

Por Mario Noriega Villanueva

Lo hemos dicho y lo seguiremos sosteniendo. Tenemos nuestras dudas por el futuro de Veracruz, porque la sucesión aún no ha terminado. Falta el último filtro que es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y lo reafirmamos más con lo que sostienen los más prestigiados analistas y comentaristas políticos a nivel nacional, estudiosos de situaciones como la que se vive en jarochilandia, luego de una elección sobre todo tan difícil, enconada y que crispó a los veracruzanos a grado tal que pudieron haberse registrado enfrentamientos entre hermanos, pero que no está descartada todavía.

 

Hay análisis diversos, lecturas distintas que se han dado a todo lo que está aconteciendo. Nos llama la atención, luego de todo lo que hemos escrito en este espacio respecto a la sucesión gubernamental en Veracruz. Ya habíamos escrito con anterioridad, que el sistema no dejará el poder así como así, por todo lo que representa. Que Duarte sería aguantado hasta terminar, como un castigo para los veracruzanos que dieron su voto mayoritario en las elecciones del 2012 a Josefina Vázquez  Mota y no a Enrique Peña Nieto, algo que nunca le perdonaron al hoy ex gobernador quienes son dueños del sistema.

 

Es más, apuntamos como que ya no lo habían tolerado más porque estaba evidenciando al sistema, pero lo que se maneja ahora a nivel nacional, es que finalmente  tuvieron que darle “kan  kill” al ex gordito porque esto es más bien una estrategia por todo lo que viene en contra del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, de extracción panista –el apoyo del PRD resultó muy relativo–, a quien hacia el interior del blanquiazul, no acaban por pasarlo y por tanto, no lo aprueban. Esto es lo que ahora preocupa, porque se ve que el sistema es capaz de todo por no perder Veracruz, pues puede ser que la elección vaya a ser anulada y hacer estallar un conflicto terrible.

 

En lo personal, queremos pensar que no pasará más nada, pero sabiendo, conociendo por antecedentes que el PRI como Jalisco “nunca pierde, y cuando pierde, arrebata”, sin embargo, hay que ver también la reacción que esto provocaría en el ánimo de los jarochos, que ya están hasta el gorro de tanto sometimiento y ya lo manifestó el pasado cinco de junio en el proceso electoral local, donde le dieron el voto mayoritario a Miguel Ángel Yunes Linares, y a nadie más, de manera que como que están toreando y provocando al “Veracruz bronco”, algo que sinceramente no deseamos llegue a suceder.

 

Por lo pronto, hay que estar y permanecer pendientes. Miguel Ángel defender con todo el triunfo que logró en las urnas y que le hizo satisfacer un anhelo que en se le vino negando, pero supo ir tejiendo cabos para lograr primero la nominación del PAN en alianza con el PRD y luego, con una campaña en la que aguantó todos los misiles que le lanzaron para derrotarlo, sin embargo, el “trabajo” Duarte y sus cuarenta ladrones, terminó por convencer a las mayorías del electorado, de que era necesario un cambio, en busca de intentar superar la adversidad que lo tiene al borde de  su permanencia y que como los buenos púgiles, levantarse de la lona para noquear al enemigo. Para bien de la entidad y evitar un enfrentamiento, queremos desear que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, sentencie en forma justa porque de lo contrario, si la estrategia del sistema que sustentan bien en emisiones televisivas, triunfa por sobre la razón y ningunea el voto, vendrán una serie de sucesos que acabarán de sumergir en el abismo a Veracruz.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com