Filtración que compromete

6 febrero 2017
18:25 hrs
Por Carlos Jesús Rodríguez

PODEMOS NO estar de acuerdo con cierta manera de gobernar de Miguel Ángel Yunes Linares –y con algunas ínfulas de grandeza de uno que otro colaborador-, pero coincidimos, plenamente, en la lucha que ha emprendido contra la corrupción que como cáncer se expandió a casi todos los funcionarios del duartismo, a tal grado que la mayoría se enriqueció en tiempo record y, no solo eso: sacaron capitales del País, especialmente, a Canadá y otros paraísos fiscales, y adquirieron infinidad de propiedades en el extranjero, especialmente en Estados Unidos, España, Portugal y Costa Rica, por solo citar algunas naciones, en franco desprecio a los veracruzanos que vieron sacrificados beneficios sociales a cambio de ese brutal florecimiento ilícito, podrido y deshonesto. Los duartistas, provenientes mayoritariamente de la fidelidad, competían en monto y número de bienes, mostrando un apetito insaciable que deterioró las finanzas de la Entidad a tal grado que, en 30 o 35 años los nacidos y no nacidos pagaremos por esos hurtos.

POR ELLO, lo que se reprocha a Yunes Linares es que a dos meses y una semana de haber iniciado su administración, tan solo un diputado Federal, en este caso Antonio Tarek Abdalá Saad, ex tesorero de Duarte enfrente juicio de desafuero para ser juzgado, cuando a estas alturas ya debería haber hecho lo propio contra el ex Secretario de Educación, Adolfo Mota; el ex oficial mayor de la misma dependencia, Edgar Spinoso y el legislador local, Vicente Benítez, ex subsecretario de finanzas y ex oficial mayor de la SEV, salvo que, como asegura el Movimiento de Regeneración Nacional, haya pactado con estos, además de Érick Lagos, Jorge Carvallo Delfín y Juan Manuel del Castillo, pues a la fecha no ha solicitado el desafuero de estos últimos ni de los primeros.

NO ES fortuito que por esa razón, quien busca repetir como candidato a Gobernador en el 2018 -abanderado por MoReNa-, Cuitláhuac García Jiménez lleve agua a su molino en río revuelto, y con justa verdad señala que Yunes Linares no ha sido parejo, pues aunque podría no concretarse el desafuero de Tarek Abdala Saad –pese a haber sido admitida la solicitud-, el Gobernador pareciera proteger a Erick Lagos, Adolfo Mota, Jorge Carvallo y Juan Manuel del Castillo o, en el peor de los casos, haber pactado con ellos ya que a ninguno de ellos toca no obstante el escandaloso enriquecimiento que acumulan.

GARCÍA JIMÉNEZ dice que el desafuero de Tarek podría no concretarse, “porque el PRI y sus aliados como el Partido Verde y Nueva Alianza cuentan con mayoría en la Cámara Baja”, aunque ello no debería ser pretexto para que la Fiscalía Estatal evite exigir el desafuero de esos legisladores, lo que indica que contra ninguno hay abierta alguna carpeta de investigación que los involucre en actos de corrupción deleznables, aun cuando Yunes Linares busca exhibirlos filtrando documentos donde demuestra la ilícita riqueza acumulada por cada uno de ellos.

ESTE LUNES el diario porteño Notiver da a conocer una lista que ex funcionarios del Gobierno duartista que, sin duda, le fue filtrada desde las altas esferas del poder para poder justificar la cacería contra el ex Secretario de Seguridad, pero el listado pone en evidencia la impunidad que se ejerce para unos y el ejercicio de la ley contra otros, cuando todos los que aparecen junto con las propiedades adquiridas deberían tener abiertas carpetas indagatorias que sustenten, primero el desafuero y, posteriormente, la acción penal, ya que de otra forma estarían ante el principio juarista de “justicia y gracia para los amigos –y los que colaboran- y justicia a secas para los enemigos”, algo que no debe ser instrumento para la aplicación de la ley.

Y ES que si Yunes Linares ya había presentado una serie de denuncias contra funcionarios duartistas ante la Procuraduría General de la Republica, a la fecha no ha demandado que se actúe en los casos ya mencionados, y acaso por eso Cuitláhuac García insiste: “estamos esperando que rindan cuentas pero, al parecer, ya pactaron con Miguel Ángel Yunes, pues a la fecha no ha reactivado las 29 denuncias contra los 29 funcionarios que presentó ante la PGR, no ha exigido que la PGR ya actúe solicitando el juicio de desafuero. Es más, la PGR obtuvo 11 denuncias contra 29 funcionarios duartistas por desfalco al erario público y hasta la fecha no he visto que el Gobernador en funciones se lance contra ellos”.

Y DE verdad, nadie desea que Yunes Linares haya pactado con determinado grupo, y que solo este enfocado a unos cuantos ex funcionarios que, por lo demás, cometieron infinidad de presuntos abusos de poder, probablemente, crímenes de lesa humanidad como desapariciones forzadas e inhumaciones clandestinas, y que deben pagar por esos delitos con todo el peso de la ley, como, también, deben hacerlo quienes según el ex candidato de MoReNa a la gubernatura, estarían siendo protegidos del yunismo.

Y ES que la lista que le filtró, seguramente, el Gobierno de Miguel Ángel Yunes a Notiver, deja entrever porque Veracruz se debate en la pobreza, pues dice el medio de circulación porteña que “si se toma en cuenta en orden cronológico el número de propiedades adquiridas en Woodlands, Texas por funcionarios, socios y parentela de Javier Duarte, en el deslinde de responsabilidades de la Fiscalía General, tendría que seguir en la lista –de enjuiciados- el ex delegado de Economía, José Antonio Mansur Beltrán, a quien se le adjudica en las investigaciones haber adquirido 18 propiedades a nombre propio y de terceros, pero bajo el criterio de que ‘entre más extenso es un delito es más tardío integrar la averiguación previa’ entonces seguirían Adolfo Mota, Harry Grappa y Salvador Manzur, con una propiedad cada uno de ellos.

POR ELLO la insistencia: ya se filtró la lista de propiedades adquiridas por esos maléficos ex funcionarios y muchos de ellos legisladores Federales y locales, y en ese tenor, la Fiscalía Estatal debe de actuar solicitando el desafuero de todos para que sean juzgados conforme a la ley. No hacerlo sería incurrir en impunidad y todos los avances se trocarían en fracaso e, incluso, en delitos por incumplimiento de un deber. Vaya chamba que le espera a Jorge Winckler. Así las cosas. OPINA carjesus30@hotmail.com

 

*Esta es opinión personal del columnista