Fiscalía chilena allana oficinas de brasileña OAS por investigación judicial

Indagan la posible relación entre OAS y el excandidato presidencial Marco Enríquez-Ominami

Fiscal Ximena Chong, jefa de la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte
7 febrero 2017 || 18:57 || AFP
Compartir en redes

La Fiscalía chilena allanó oficinas de la empresa brasileña OAS en Santiago, en medio de una investigación por un supuesto financiamiento de campañas electorales que habría realizado en Chile esta firma, involucrada en su país en el sonado caso “Lava Jato”, informó la prensa local este martes.

Las oficinas de OAS fueron allanadas el viernes luego que la fiscalía solicitara dos días antes a la empresa documentos contables entre 2012 y 2015 en el marco de la investigación por financiamiento irregular de campañas, delitos tributarios e infracción a la ley de donaciones. La firma indicó que entregaría esa información en dos semanas, lo cual fue rechazado por la justicia local.

“Existen antecedentes suficientes de una dilación injustificada de los antecedentes requeridos, que pudieran traer como consecuencia la alteración de datos o el ocultamiento de información relevante”, indicó la orden de allanamiento decretada por un juez, y que fue difundida este martes por el diario La Tercera.

La decisión judicial fue calificada como “destemplada” por Francisco Cox, abogado de OAS, quien lamentó la medida, recordó que la compañía colaboró en toda la investigación y que ninguno de sus ejecutivos en Chile ha sido imputado por algún delito.

La fiscalía indaga la posible relación entre OAS y el excandidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, quien durante su campaña para las elecciones de 2013 habría utilizado un avión privado de la empresa brasileña para trasladarse dentro de Chile, cuyo gasto no fue justificado ante el fisco chileno.

En octubre pasado, Enríquez-Ominami, presidente del Partido Progresista, fue acusado por delitos tributarios al facilitar la emisión de facturas falsas para fines políticos a nombre de la empresa de SQM Salar, una filial de la minera local Soquimich, que sirvieron para pagar las campañas presidenciales del político.

OAS es una de las empresas brasileñas involucradas en el escandaloso caso “Lava Jato”, que reveló sobornos de estas firmas a funcionarios públicos en Brasil y otros países de la región para ganar obras públicas entre 2005 y 2014.